PEDAGOGÍA: ESTUDIO INTERNACIONAL

Los expertos vinculan los 'suspensos' españoles en matemáticas a la formación del profesorado

Los niños españoles de 13 y 14 años se sitúan en matemáticas por debajo de la media internacional. Sus resultados en esta materia en una prueba internacional realizada en 45 países les sitúa en el puesto 31º por debajo de la media [Ver cuadro con una selección de países].Se trata del tercer estudio internacional sobre el rendimiento de los escolares de todo el mundo en las matemáticas y ciencias (puesto número 27º) que coordina el prestigioso centro norteamericano TIMSS. Un estudio que vuelve a suscitar la polémica sobre la enseñanza de esta materia en España y sus malos resultados.

La intrínseca dificultad de los contenidos matemáticos ha sido tradicionalmente una de las excusas más utilizadas, pero en la actualidad los expertos se inclinan por otro tipo de causas. Las principales, según estos especialistas, es lo inadecuado de los contenidos para poner en práctica una pedagogía menos aburrida y, sobre todo, la necesidad de formar mejor al profesorado en la materia.

Miguel de Guzmán, presidente de la Comisión Internacional de la Enseñanza de las Matemáticas y catedrático de Análisis Matemático en la Universidad Complutense de Madrid, dice que en España "uno de los principales problemas es la necesidad de adecuar la formación del profesorado de enseñanza primaria", un inconveniente que es común en multitud de países, tal y como aparece reflejado en el estudio internacional del TIMMS.

"Insistimos en enseñar a los niños más pequeños unos contenidos demasiado aburridos, algorítmicos, rutinarios, que difícilmente les interesan o divierten", explica De Guzmán. Y apunta algunos: "'La utilización de problemas de tipo combinatorio o de la propia teoría de Grafos -a base de puntos y arcos que los unen-, puesto que se prestan a juegos prácticos y aplicables. Hay que hacer énfasis en que los niños entiendan los conceptos, como se hace en Japón o Alemania, no en que sepan hacer cosas que luego olvidan".

Sin embargo, los expertos españoles insisten en que el problema esencial español se refiere a la formación del profesorado. "Se ha insistido demasiado en centrar la formación del profesorado en aspectos psicopedagógicos -que son imprescindibles- y se le ha quitado importancia al bagaje matemático del profesor", señala Antonio Pérez, de la Sociedad Andaluza de Educación Matemática Thales y coordinador del último Congreso Internacional sobre Enseñanza de las Matemáticas, celebrado el pasado mes de julio en Sevilla.

"Se debería hacer más énfasis en enseñar a enseñar matemáticas. Es una cuestión de práctica tocar más los aspectos puramente matemáticos en los cursos encaminados al reciclaje de profesores", explica Pérez.

Pero Miguel de Guzmán insiste en este aspecto. "Nuestros profesores de primaria no tienen la culpa de esta carencias, necesitan una mayor preparación en contenidos matemáticos para aprovechar de forma más adecuada lo que saben".

Según este profesional, desde la Administración "no se han hecho los esfuerzos necesarios y se deberían poner en marcha más iniciativas encaminadas a proporcionar a los profesionales en ejercicio las herramientas adecuadas para complementar su formación pedagógica. Y no se trata de darles conocimientos más profundos, sino diferentes", matiza.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS