Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guerra de cifras entre Rato y Pujol sobre el incremento de inversion en Cataluña

Jordi Pujol y Rodrigo Rato se enzarzaron ayer en una guerra de cifras en torno a las inversiones que ha obtenido Cataluña en los Presupuestos para 1997. Mientras el vicepresidente económico reducía en 1.600 millones de pesetas las inversiones anunciadas por CiU para Catalaña, el presidente de la Generalitat se dedicaba en vísperas del congreso le su partido a sumar partidas que no son de inversión para inflar los resultados obtenidos y acallar así cualquier crítica interna.

El portavoz de CiU en el Congreso, Joaquim Molins, había cifrado la víspera en algo más de 17.000 millones el incremento en inversiones obtenido en la negociación con el PP. Las cifras que Rato ofreció ayer reducen esa cantidad a 15.828 millones. El supuesto error parece radicar en los 1.609,9 millones de pesetas destinados a reparar los daños por inundaciones de 1994. Molins incluyó esa partida en las inversiones presupuestarias, mientras que Rato la contempla entre las extrapresupuestarias. Molins, según esta versión, habría sumado dos veces esa cifra: en las presupuestarias y en las extrapresupuestarias.Mientras tanto, Pujol insistía en sumar a los 17.000 millones otros 12.000 millones destinados a financiar a los Mossos d'Esquadra, con lo que sumaba 29.000 millones. No se trata de una inversión en infraestructuras y, además, no existe una, partida con esa cantidad. CiU había pedido esa cantidad, pero retiró la enmienda a cambio de que el PP declarara crédito ampliable, es decir, susceptible de incrementarse si es necesario, una partida de 5.000 millones para los Mossos que se había planteado inicialmente como crédito no ampliable.

Ayer, en Bruselas, Pujol sumó los futuros resultados de la negociación para mejorar la financiación de la Sanidad, el compromiso del Gobierno de "velar" por la financiación de la aplicación de la LOGSE, y los resultados de una próxima reunión de la comisión mixta de valoraciones que mejorará la financiación de servicios ya transferidos, y hasta se refirió al rendimiento previsto que se obtendrá con el 30% del IRPF en el año 2001 (115.000 millones más). "Desde nuestra perspectiva", sentenció Pujol, la negociación presupuestaria "ha ido bien".

Pujol visitará Euskadi

Pujol coincidió con el lehendakari José María Ardanza en Bruselas aprovechando una reunión de la Asamblea de las Regiones de Europa. Tras reunirse a solas, el dirigente vasco aseguró que las relaciones personales entre ambos no estaban resentidas por la polémica en torno a los impuestos especiales. Pujol señaló por su parte: "No tenemos ningún problema con los vascos, lo tenemos con Madrid", refiriéndose también a estos impuestos que, reiteró, tarde o temprano la Generalitat obtendrá pese a las negativas del Gobierno. Pujol visitará el País Vasco a primeros de año.

Rato, por su parte, aseguró ayer que no ha habido "pacto bajo cuerda" con CIU sobre los Presupuestos del año que viene El ministro dijo que las enmiendas aceptadas a los nacionalistas catalanes ascienden a 1.570 millones de pesetas que se destinarán a inversiones en infraestructuras. A ello hay que añadir una cifra que no determinó para cumplir normas ya aprobadas y destinadas a paliar daños por inundaciones en la zona del Maresme (1.600 millones, según el portavoz de CiU en el Congreso, Joaquim Molins). Por último, habrá una dotación adicional de 12.500 millones de pesetas para proyectos de infraestructuras en Cataluña que se obtendrán de los ingresos por privatizaciones el año que viene.

A cambio de estas compensaciones, CiU retiró enmiendas por valor de 14.258 millones de pesetas porque ya estaban previstas en los Presupuestos y otras por un montante de 38.641 millones de pesetas que también se retiraron a cambio de la inversión extrapresupuestaria.

Al término de unas jornadas organizadas por The Economist, Rato responsabilizó al PSOE de haber enturbiado el debate presupuestario con sus acusaciones de falta de transparencia en los acuerdos entre el Gobierno y CiU. Aseguró que el Gobierno ha realizado un esfuerzo de transparencia al facilitar la información sobre inversión territorializada, lo cual, en su opinión, el anterior Gobierno no hacía. Fuentes del anterior Ejecutivo aseguraron, por el contrario, que entre la documentación presupuestaria que se enviaba al Congreso figuraban dos tomos con toda la información al respecto.

Además de estas enmiendas que suponen una mayor inversión para Cataluña, CiU ha conseguido la aprobación de otras, sobre todo en el terreno fiscal. Por ejemplo, la subida en un 2,6% en las deducciones familiares en el impuesto sobre la renta que el Gobierno había congelado; un tipo superreducido del IVA para el pan común, la masa congelada y el pan precocido; y la exención en el IRPF de las prestaciones por desempleo cuando se perciban como pago único y no superen las 500.000 pesetas. Además, se otorga la categoría de créditos ampliables a los destinados al pago de indemnizaciones para víctimas del terrorismo.

Dictamen presupuestario

La comisión de Economía del Congreso concluyó ayer tarde los trabajos iniciados por la de Presupuestos el pasado martes, de forma que han quedado dictaminados por la comisión los Presupuestos Generales del Estado, la ley de acompañamiento y la de disciplina presupuestaria, las como la de cesión de tributos al las comunidades autónomas y la reforma de la Ley Orgánica de Funcionamiento de las Comunidades Autónomas (LOFCA).

Todo este paquete legislativo llegará al pleno del Congreso y se debatirá en la semana del 18 al 21 de este mes. Será entonces cuando el PSOE intensifique sus críticas, fundamentalmente a la cesión de tributos y a la reforma de la LOFCA, ya que ayer, aunque se opuso y mostró sus serias reservas al nuevo diseño de financiación autonómica, lo hizo de forma suave y sin emplearse a fondo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de noviembre de 1996

Más información

  • El líder catalán suma conceptos y el vicepresidente reduce en 1.600 millones lo anunciado