Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"El Vaquilla", condenado a dos años de cárcel por robar un vehículo

La juez destaca el "doble fracaso" del sistema y del acusado

"Paradigma de antihéroe". Así define una juez de Barcelona a Juan José Moreno Cuenca, El Vaquilla, en la sentencia que le condena a dos años de cárcel, por robar un vehículo y que muy probablemente le hará perder los beneficios del indulto parcial que le fue concedido antes de los hechos, cuando estaba en régimen abierto.La reinserción social del popular delincuente, queda aplazada, y la juez constata que "la sentencia condenatoria que se pronuncia es la cristalización de un doble fracaso: el del sistema y el del propio acusado". Entiende la titular del juzgado de lo penal número 8 de Barcelona, María José Magaldi, que se puede hablar del fracaso del sistema por el "factor de criminalización" que suponen las penas cortas impuestas por el robo de vehículos "que constituyen la nota dominante de la hoja histórico-penal del acusado en los primeros años de su actividad delictiva". La juez considera que su sentencia "cuestiona la efectividad real de los métodos resocializadores" y que ello "hace tambalear los cimientos" del fin que otorga la Constitución al cumplimiento de las penas de prisión.

La juez explica que el acusado "desafortunadamente no ha sabido desprenderse de la aureola y la imagen simple de El Vaquilla, paradigna de anti-héroe, auspiciada y aireada temerariamente, y asumir, como Moreno Cuenca, una vida en libertad sin delito, que no otra cosa significa la resocialización". La juez precisa que coincide con el abogado de El Vaquilla, en el sentido de que los 16 años que éste ha pasado en la cárcel le han producido graves efectos psíquicos y adicción a la heroina. Pero la magistrada puntualiza que constatar los efectos que produce la cárcel no exime a Moreno de responsabilidad penal. El defensor solicitó un pena alternativa de multa de tres meses con una cuota diaria de 200 pesetas por el robo frustrado.

Los hechos ocurrieron el pasado 7 de marzo, cuando, Moreno hacía poco más de un mes que estaba en el régimen abierto tras el indulto parcial y robó un vehículo de un aparcamiento de la calle Villarroel de Barcelona. Cuando el vigilante le pidió el comprobante, El Vaquilla puso en marcha el vehículo y el empleado se colgó de la ventanilla. Así recorrieron unos 100 metros hasta chocar contra un árbol. El vigilante se fracturó un dedo y Moreno ha sido condenado a casi dos millones de pesetas por daños al vehículo pero, al no acreditarse que ha sido reparado, la sentencia estima indemnización de 450.000 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de octubre de 1996