Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lissavetzky llama "falsa promesa" a la austeridad de Ruiz-Gallardón

Jaime Lissavetzky, portavoz del Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid, criticó ayer duramente los presupuestos de la Comunidad que la austeridad pregonada por el Partido Popular era una "falsa promesa". Según sus datos, los gastos del personal han subido un 4,8%, al mismo tiempo que el Gobierno anuncia la congelación salarial de funcionarios y empleados públicos.

Según Lissavetzky, los 131.00 millones de pesetas de endeudamiento, incluidos en los presupuestos para 1997, constituyen una "tomadura de pelo" porque los ciudadanos tendrán que pagar la deuda, a través de tasas o de la venta del patrimonio público.

El secretario general de la Federación Socialista Madrileña (FSM) achacó esa deuda a la necesidad del Gobierno de Ruiz-Gallardón de "cubrir la falta de inversiones previstas en los Presupuestos Generales del Estado en Madrid". Como ejemplo puso la cifra destinada a la M-50: 50 millones, con los que apenas se podrá "construir medio kilómetro".

Por otra parte, el alcalde, José María Álvarez del manzano, se mostró ayer favorable a que elnuevo Plan General Urbano se debata en la asamblea, como ha propuesto Ruiz-Gallardón. En cambio, el edil de Urbanismo, Ignacio del Río, lo habría rechazado el domingo pasado .

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de octubre de 1996