Aznar convoca a González para diseñar la plena integración de España en la OTAN

El presidente del Gobierno, José María Aznar, convocará de manera inminente al secretario general del PSOE, Felipe González, para saber su posición sobre la plena integración de España en la OTAN. Aznar pretende enviar el próximo mes al Parlamento la comunicación en la que España solicite la incorporación a la estructura militar. Todo debe estar a punto para cuando en el mes de diciembre se reúna el Consejo Atlántico. Según algunas fuentes, el presidente tratará con su antecesor sólo este asunto.

Más información

La última vez que hablaron ambos políticos fue el pasado 27 de julio, días antes de que el Gobierno tomara la decisión de no desclasificar los papeles del Cesid. Algunos portavoces aseguraron que el presidente y su antecesor en La Moncloa no hablaron de la polémica desclasificación, pero el 2 de agosto, para sorpresa de todos, el Gabinete de Aznar cambió de Posición y esgrimió para mantener en secreto los papeles del Cesid los mismos argumentos que utilizó el Gobierno del PSOE cuando rechazó darlos a los jueces.Aznar ha manifestado en distintas ocasiones que en un asunto como la OTAN quiere contar con el apoyo mayoritario del Congreso. En principio lo tiene, a excepción de IU. Las fuentes informantes creen que la reunión entre González y Aznar se producirá "de forma inminente", dado el interés del jefe del Ejecutivo de pactar, con el PSOE y con todos los partidos que se sumen, los requisitos de la plena integración de España en la OTAN.,

El Ejecutivo popular planea enviar en noviembre una comunicación a las Cortes en la que figuren tales requisitos. No hay tiempo que perder, ya que el consejo Atlántico, que va a reunirse en diciembre, deberá tener en el orden del día la petición de España. Aznar ha mantenido ya con el secretario general de la OTAN, Javier Solana, una reunión en la que el primero confirmó a su interlocutor la intención de que se produzca ese nuevo contrato de España con la Alianza Atlántica.

De momento ha sido Izquierda Unida quien ha hecho oír su voz de protesta e incluso ha apuntado la posibilidad de pedir un referéndum, por entender que se va a producir una modificación de las condiciones en las que España entró en la Alianza Atlántica. A juicio de la coalición que dirige Julio Anguita, hay que tener muy en cuenta el referéndum de marzo de 1986, y las condiciones restrictivas que se sometieron a consulta para poder estar en la OTAN.

El criterio gubernamental, compartido por los socialistas, es el de que la OTAN de 1986 nada tiene que ver con la que ahora se está diseñando. Desde esa perspectiva el referéndum vinculaba a una organización diseñada antes de la caída del muro de Berlín.

La reunión de Aznar y González se celebra en un momento que recuerda mucho la víspera de las elecciones legislativas del pasado mes de marzo, y cuando el cruce de acusaciones entre Gobierno y socialistas aparece cada día. El Ejecutivo, en expresión del vicepresidente primero, Francisco Alvarez Cascos, ha descalificado a González como líder de la oposición en tanto tenga encima el caso GAL, y el propio Aznar ha advertido a los socialistas que por la cuenta que les trae debieran no re mover más esas aguas.

González acudirá a esta cita en un momento en que portavoces cualificados del Gobierno, como el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José María Michavila, le critican por no ser el representante de su grupo en el próximo debate de Presupuestos. Las fuentes informantes aseguran que el presidente del Gobierno será capaz de no hacer cuenta de estas trifulcas y hablar exclusivamente y con naturalidad de la OTAN.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0016, 16 de octubre de 1996.

Lo más visto en...

Top 50