Tribuna:

La mujer madura

La mujer madura. Las mujeres de más de cuarenta años están hartas de que sus maridos las dejen para emparejarse con jovencitas. El feminismo nunca había abordado esta rabia de la mujer y, al fin, una película, The first wives club (El club de las primeras esposas) toma venganza contra la creciente deserción conyugal. La abrumadora respuesta del público norteamericano al filme, cargado de agresiva antimasculinidad, enseña bien cómo están las cosas. The first wives club, estrenada en septiembre, no ha cesado desde entonces de ocupar el primer lugar en la recaudación de taquilla; récord en las películas de este género por encima, incluso, de lo que consiguió Thelma y Louise.La base de la película es una novela de 1992 que escribió Olivia Goldsmith, divorciada y en una edad parecida a sus personajes. En el filme, Goldie Hawn, Bette Midier y Diane Keaton interpretan los tres papeles centrales de la confabulación contra unos cónyuges repulsivos fugados con secretarias y amigas entre los 16 años y los veintitantos.