Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Malestar entre los socialistas madrileños por la descoordinación en el Congreso

El PSOE tiene 11 diputados en el Congreso elegidos por Madrid, pero fue Clementina Díez, de Ciudad Real, miembro de la Comisión de Cultura y responsable en el PSOE del área de la mujer, quien preguntó el pasado miércoles en el pleno sobre los restos hallados en la plaza de Oriente (véase EL PAÍS del jueves). El controvertido asunto mantiene ocupados desde hace dos meses a los socialistas madrileños, tanto en el Ayuntamiento como en la Asamblea regional. Cuando éstos conocieron que una compañera de partido afiliada en Castilla-La Mancha había trasladado la polémica al primer escenario político de España, reaccionaron con disgusto: "No hay ninguna coordinación. Nadie nos llamó para pedirnos información, y así pasa lo que pasa. Y no entendemos por qué ningún diputado por Madrid pudo hacer esa pregunta", afirma un concejal socialista. Varios de los 11 diputados que tiene el PSOE por Madrid están en la Comisión de Cultura.

Clementina Díez interrogó a la ministra Esperanza Aguirre sin conocer todos los detalles sobre la destrucción de restos históricos en la plaza de Oriente. O al menos ignoraba los detalles que sus compañeros del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid habían reunido tras dos meses de trabajo. Las consecuencias de esta falta de información fueron "nefastas", según los socialistas municipales. "La ministra contestó que no tenía competencias para intervenir, y nuestra diputada calló. Nosotros llevamos mucho tiempo pidiendo los informes del Ministerio de Cultura porque, según la Ley de Patrimonio Histórico, tiene competencias sobre este proyecto urbanístico".

El PAÍS intentó recabar la opinión de Clementina Díez, sin conseguir hablar personalmente con ella. Los encargados

PASA A LA PÁGINA 3

Pregunta escrita

Barranco reclama al Grupo Socialista coordinación para "no tocar de oído"

Juan Barranco ha presentado en el Senado una pregunta por escrito a la ministra Aguirre para que explique lo ocurrido con las obras de reforma de la plaza de Oriente, pero aún no ha recibido respuesta. Uno de los diputados nacionales por Madrid declaró a EL PAÍS: "A mí nunca se me hubiera ocurrido preguntar por la catástrofe de Biescas ni por los problemas del acueducto de Segovia. Me sorprendió que la cuestión sobre la plaza de Oriente fuera iniciativa de Clementina Díez". Otro parlamentario de Madrid, que también exige anonimato para "no complicar más las cosas", aclara que la dirección del grupo socialista, que integran cinco personas, distribuye el trabajo parlamentario. "Dejan bastante libertad para que cualquier diputado haga las propuestas que quiera. Luego, la estudian para decidir si se tramitan o se dejan en un cajónSobre la descoordinación existente entre los grupos parlamentarios del PSOE, otro diputado nacional apunta una causa: "La oficina de coordinación parlamentaria que existe en la Federación Socialista Madrileña (FSM) no trabaja con eficacia".

Para resolver todos estos problemas, el diputado regional Juan Antonio Ruiz Castillo, secretario general del Grupo Parlamentario, se reunirá mañana con Álvaro Cuesta, secretario general adjunto del Grupo Socialista en el Congreso. Ruiz Castillo tiene en su despacho el expediente casi completo de las obras de reforma de la plaza de Oriente. Pero asegura que a él tampoco le llamó nadie del Congreso pidiendo datos para preparar la intervención de Clementina Díez

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de octubre de 1996

Más información