SALSA

Las Hijas del Sol experimentan la letra de su propia canción

Nunca una canción ha tenido tanto significado como Tirso de Molina, en la que Las Hijas del Sol denuncian las dificultades por las que pasa una inmigrante en una gran ciudad como Madrid ("...camino por las calles, no hagas sentirme una extraña/ me lo hace vivir la policía de España ... / duras son para mí las calles de Madrid ... / no sé llegar a Tirso de Molina... "). Ayer mismo por la mañana, cuando Piruchi Apo y Paloma Loribo se dirigían a su local de ensayo del barrio de Tetuán para preparar la actuación de esta noche en la sala Caracol fueron retenidas por la Policía Nacional durante media hora. Mientras se disponían a tomar un taxi en la parada de La Latina, la policía pedía la documentación a un grupo de personas negras. Se la requirieron también a ellas: sus papeles certifican que están exentas de visado en tanto se les concede la residencia definitiva.No es la primera vez que les sucede. En lo que va de año ya las han retenido cinco veces. La policía les pide sus papeles y ellas enseñan recortes de prensa.

Las Hijas del Sol, hoy en Caracol (Bernardino Obregón, 18, metro Embajadores). 22.00 horas. 1.800 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 03 de octubre de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50