Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un segundo policía implica a Suráfrica en el asesinato de Olof Palme

Johanesburgo

El predecesor del ex coronel Eugene de Kock al frente de una unidad antiterrorista de la policía en la Suráfrica del apartheid, Dirk Coetzee, afirmó ayer que los servicios secretos surafricanos estuvieron implicados en el asesinato en 1986 del primer ministro sueco, Olof Palme, un crimen que continúa si aclarar, y que el asesino fue un tal Anthony White, quien, en la actualidad, probablemente resida o en Chipre o en alguna isla griega. Coetzee dirigió hasta 1985 la Vlakplaas, temible unidad de la policía secreta, antes de ceder su puesto a De Kock. Éste, acusado de asesinar a varios líderes negros, acusó ante el Tribunal Supremo al superespía surafricano Craig Willianison de participar en el asesinato de Palme dentro del plan secreto conocido como Operación Longreach. Coetzee dijo que había "oído hablar" del compló contra Palme a ex agentes de la Vlakpaas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de septiembre de 1996