Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Izetbegovie, a un paso de ser presidente de la nueva Bosnia

El musulmán Alia Izetbegovic será el primer presidente de la nueva Bosnia-Herzegovina durante los próximos dos años si se mantiene la tendencia del escrutinio interminable que sigue otorgando a los dirigentes nacionalistas del país balcánico una gran ventaja sobre sus rivales multiétnicos. Una vez escrutados los votos del 60% de los distritos electorales, a los tres días de que acabaran los comicios, Izetbegovic, actual presidente, supera a su principal rival, el radical serbio Monicilo Krajisnij, en más de 100.00 sufragios.

MÁS INFORMACIÓN

El musulmán Alia Izetbegovic será el primer presidente de la nueva Bosnia-Herzegovina durante los próximos dos años si se mantiene la tendencia del escrutinio interminable que sigue otorgando a los dirigentes nacionalistas del país balcánico una gran ventaja sobre sus rivales multiétnicos. Una vez escrutados los votos del 60% de los distritos electorales, a los tres días de que acabaran los comicios, Izetbegovic, actual presidente, supera a su principal rival, el radical serbio Monicilo Krajisnij, en más de 100.00 sufragios.

El otro miembro de la jefatura del Estado colectiva será el croata Kresimir Zubak, que arrasa entre los suyos, con casi un 88%. El "presidente de los presidentes" es, según la Constitución diseñada en Dayton, aquel que consigue mayor número de sufragios.

En contra de lo esperado, es en el lado serbobosnio donde el voto aparece más dividido entre Krajisnik, con el 75%, candidato del partido gobernante y mano derecha del presunto criminal de guerra Radovan Karadzic, y la opción nacionalista menos extremista, representada por Nlladen Ivanic, cabeza de una coalición de Banja Luka, que roba un 22% de los sufragios al jefe del Parlamento de partido único de Pale.

En el campo musulmán, el exprimer ministro Haris Silajdzic, promotor de una opción civil y multiétnica, no rebasa el 13% de los sufragios. La Lista Común, una coalición de socialde-mócratas y liberales que había suscitado esperanzas de cambio en Sarajevo, se hunde con menos del 2%, lo mismo que el señor de la guerra de Bihac, Fikret Abdic. Pasa a la página 2 Editorial en la página 12

Cicatrizar heridas

La OSCE anticipa la victoria de Izetbegovic

Los comicios bosnios, que se desarrollaron pacíficamente bajo el paraguas protector de la OTAN, han sido considerados suficientemente limpios y representativos por los observadores internacionales desplegados en el país. Las irregularidades del censo en casi la mitad de los colegios y las trampas e intimidaciones que por parte serbia impidieron votar a miles de musulmanes desplazados -"casi terribles en Gorazade", según el juez internacional Finn Lynghjem, que preside la comisión de apelaciones-, son elementos veniales, según sus organizadores, en comparación con la magnitud del objetivo previsto: cicatrizar las heridas de casi cuatro años de guerra y abrir las puertas a una convivencia democrática.El fiscal del Tribunal de La Haya, Richard Goldstone, se manifestó ayer decepcionado por la actitud de las potencias occidentales respecto de los presuntos criminales de guerra serbobosnios Radovan Karadzic y Ratko MIadic, fugitivos ambos del tribunal internacional penal que juzga las atrocidades en la antigua Yugoslavia. Karadzic se permitió votar el sábado en un colegio próximo a Pale, su cuartel general, virtualmente ante las narices de la OTAN.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de septiembre de 1996

Más información