Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los dirigentes de las quinielas descartan la manipulación del partido de los lunes

Los dirigentes de las quinielas descartan cualquier tipo de prima por parte de los apostantes a los equipos que disputan el partido de los lunes. La contingencia . aparece desde el mismo momento en que se decidió retrasar el escrutinio a ese día de la semana. La posibilidad de que algún acertante de 14 resultados del boleto intente arreglar para sus intereses el número 15, el de los lunes, no es viable para los dirigentes de las quinielas ya que el escrutinio no se inicia hasta que este encuentro finaliza y, por lo tanto, se desconoce previamente cualquier dato indicativo del reparto de los premios. Es decir, ningún acertante de 14 podrá saber antes del final de ese partido cuánto dinero podría recibir si acertara el pleno al 15."Cabría alguna hipótesis de manipulación si el escrutinio se hubiese avanzado el domingo. Pero sucede que ese día no se ha hecho ni parcialmente", advirtió César Palazuelos, jefe del Área de Relaciones Externas del ONLAE (Organismo Nacional de Loterías y Apuestas del Estado), departamento al que pertenece el juego de las quinielas de fútbol.

"No ha sido necesario, por otra parte, introducir modificación alguna para evitar suspicacias y posibles manipulaciones. La norma, que no es de hoy ni de ayer, establece que no se puede realizar ninguna clase de escrutinio hasta que la jornada no se haya completado, es decir, hasta que haya finalizado, en este caso, el partido de los lunes", explicó Palazuelos.

Ante la falta de datos indicativos sobre el escrutinio final, como el porcentaje de acertantes de los 14 resultados, para los dirigentes de las quinielas es demasiado expuesto, por su coste económico, intentar manipular el resultado del partido del lunes para alcanzar los 15. Primar a un equipo para que gane puede al final no ser rentable, como tampoco otras operaciones más discutibles, como "tocar" al árbitro del encuentro, al portero o a jugadores de uno u otro equipo según el resultado que se busca.

La realización del escrutinio suele durar unos minutos, aunque puede registrar una variación mínima dependiendo del número de apuestas que se jueguen. Este tiempo supone que en la medianoche de los lunes se conocerán el reparto de los premios.

Ayer fue la primera vez en los 50 años de historia de este juego en que el escrutinio cambió de fecha. "La jornada se ha vivido como una más cuando el escrutinio se llevaba a cabo los domingos comentó César Palazuelos, quien añadió: "Hoy [por ayer] pudo haber más expectación por ser el primer día en que el escrutinio se realiza el lunes, a lo que hay que sumar la importancia del partido". "Al final, con el paso del tiempo, seguro que todo vuelve a la rutina de otras temporadas".

Las recaudaciones, por ejemplo, no se han resentido por el hecho de que uno de los 1,5 partidos del boleto se haya trasladado al lunes. Los dirigentes de las quinielas destacaron que en las tres jornadas celebradas hata ahora se ha registrado un incremento considerable en sus ingresos con respecto a la temporada pasada. En la primera hubo un 15% de aumento, que llegó hasta el 20% en la segunda y pasó al 13% en esta última.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de septiembre de 1996

Más información

  • El escrutinio no se iniciará hasta que acabe el último encuentro