_
_
_
_
CRISIS EN EL GOLFO PÉRSICO

La prensa de Sadam llama a Clinton "vicioso" y "retrasado mental"

Si Sadam Husein ha dado órdenes para tratar de desactivar las tensiones con Estados Unidos, éstas claramente no han llegado a todos los editorialistas de los periódicos oficiales de Bagdad. Uno de los diarios iraquíes calificaba ayer al presidente norteamericano, Bill Clinton, de "retrasado mental", "vicioso" y "hombre sin conciencia".

Más información
EE UU advierte a Irak que sólo evitara el ataque si retira sus misiles del sur

El balance que puede hacerse de las dos semanas de crisis en el golfo Pérsico es que Bagdad, temeroso de nuevas represalias militares aliadas, si bien ha dado marcha atrás anulando las órdenes de disparar misiles contra los aviones que patrullan las zonas de exclusión, no piensa suavizar su estridente campaña verbal contra Estados Unidos.En la andanada cotidiana de insultos contra Washington, Clinton ha sido llamado "una hiena enjaulada", y a sus colaboradores en la Casa Blanca se les ha descrito como "masticadores de hachís". Los editorialistas iraquíes disparan con lo que pueden y, por lo visto, Sadam Husein está satisfecho con su ofensiva y la alienta personalmente.

A juzgar por el molde de los editoriales iraquíes, el Gobierno quiere machacar en un punto: las zonas de exclusión aéreas son ilegales y quienes sostengan lo contrario merecen diatribas de todo calibre. Éstas son lo que menos falta en el Irak de Sadam. Así, el diario gubernamental Yumhuria se lanzó ayer a atacar virulentamente la política norteamericana con un lenguaje que no tiene paralelo en la larga enemistad entre Bagdad y Washington.

"Degradación moral"

Clinton, dijo en un editorial de primera plana firmado por su director, Salah. Al-Mujtar, "es un retrasado mental sumido en el vicio y que no tiene conciencia". "Se puso a temblar y luego se desmoronó cuando Bob Dole le acusó de ser débil en su relación con Irak. El imperio del mal en Norteamérica es el peor en la historia por su desgracia moral y la degradación de los valores humanos", dijo el editorial.Comparativamente, el diario Al-Zaura, órgano oficial del partido gubernamental Baaz, ofreció ayer todo un ejemplo de delicadeza.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

"La imposición de las zonas de exclusión aérea en el norte y el sur de nuestro país es, bajo todo concepto, una medida agresiva", dijo. Las zonas, agregó, constituyen un peligroso precedente para las relaciones internacionales y la conducta al margen de la legitimidad".

Puesto así, el argumento está comenzando a ganar adeptos. Ayer, un diplomático ruso dijo que su Gobierno no reconoce las zonas de exclusión y que Bagdad tiene derecho a derribar cualquier nave extranjera que viole su espacio aéreo. "No reconocemos las zonas de exclusión en el norte o en el sur. Irak es un país que tiene derecho a defenderse. Cuando aviones militares extranjeros entran en el espacio aéreo de Irak, los iraquíes tienen el derecho a dispararles", declaró a la agencia Reuter el número dos de la misión diplomática rusa en Bagdad, VIadímir Titorenko. Irak, al parecer, está tomando precauciones. Según fuentes oficiales en Bagdad, Sadam Husein sostuvo la noche del pasado sábado una prolongada reunión con su ministro de Defensa, el general Sultán Hashim Ahmed, y comandantes de varias unidades de la fuerza aérea para decidir el desplazamiento de nuevas defensas antiaéreas en caso de un ataque norteamericano. No hubo otros detalles.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_