Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Álvarez del Manzano acepta examinar en una sola sesión el derribo de la Casa del Tesoro

La pólemica por el derribo de los restos de la Casa del Tesoro hallados en las obras de la plaza de Oriente ha obligado a Álvarez del Manzano a plegarse a las propuestas de la oposición; pero sólo en parte. El alcalde anunció ayer una "comisión especial" sobre las obras. En misiva a los portavoces de PSOE e IU Juan Barranco y Marisa Castro, matiza, en cambio, que en "una sesión se examinarán con absoluta severidad las obras que se llevan a caboAmbos consideran la medida una "cortina de humo" e "insuficiente".

Álvarez del Manzano explicó, en conferencia de prensa tras la comisión de gobierno, que "allí [en referencia la Casa del Tesoro] no había nada absolutamente, pero para que no haya dudas vamos a hacer un estudio exhaustivo en una comisión especial monográfica de las áreas de Obras, Infraestructuras y Cultura sobre el tema".Según el alcalde, durante las obras se "respetaron absolutamente los informes arqueológicos". Y añadió: "No se ha destruido absolutamente nada. Las piezas de interés fueron recuparadas, almacenadas y numeradas para ser exhibidas. Tenemos una tranquilidad absoluta de conciencia".

Por su parte, Enrique Villoria, concejal de Obras, que acompañaba al alcalde, calificó de nuevo los restos hallados en la plaza de "poco importantes". "La Casa del Tesoro [construcción adyacente al alcázar de los Austrias, de los siglos XVI y XVIII, a pesar de su nombre relevante, era una edificación de poca entidad, que permanece bajo los jardines de la plaza en un 90% o 95%".

Villoría se quejó también del "control riguroso", que la Comunidad Autónoma -organismo que vigila que no se destruyan posibles yacimientos arqueológicos- ha efectuado sobre las obras de la plaza de Oriente desde 1992, año en que comenzaron las obras. Según Villoria, hubo "un control riguroso, creo que excesivamente riguroso de la Comunidad en aquellos momentos [hasta 1995] gobernada por el partido socialista".

Cortina de humo

Juan Barranco manifestó ayer que si se convoca la comisión, "vamos a acudir y diremos que no es lo que hemos pedido". "Esa comisión podía haber valido antes de tirar los restos, antes de meter las excavadoras. Ahora es insuficiente. Seguimos pidiendo una comisión de investigación y un pleno extraordinario"

Marisa Castro define la decisión de la comisión de gobierno como "una cortina de humo pera distraernos de nuestro objetivo". "No estamos en contra de la comisión que anuncia el alcalde, pero no es eso lo que hemos pedido. Hemos pedido una comisión de investigación que rinda cuentas al pleno".

"Lo ocurrido en la Plaza de Oriente", continúa Marisa Castro, "es un tema de mucha envergadura, de muchos informes para despacharlo en una única sesisón. Tiene que haber una comisión de investigación que vaya hasta las últimas consecuencias. Hay que depurar responsabilidades políticas de los que han hecho posible que los madrileños perdamos la memoria histórica de los inicios de nuestra ciudad".

Barranco señala también que hay claras contradicciones entre los organismos responsables de la obra de la Plaza de Oriente. El portavoz socialista recibió el pasado día tres respuestas a su carta al presidente de la Comunidad, Ruíz-Gallardón, señalándole que "la continuación de las obras podría ser ¡legal". Ruíz-Gallardón considera, "sobre posibles actuaciones de futuro habrá que estar a la resolución que adopte el fiscal" que investiga el derribo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de septiembre de 1996

Más información

  • IU y PSOE consideran insuficiente la propuesta y exigen una comisión de investigación