Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO denuncia un aumento de los accidentes laborales

Los accidentes laborales han aumentado en la Comunidad de Madrid en el primer semestre de este año, rompiendo la tendencia a la baja que se observaba desde 1992, según denunció ayer Comisiones Obreras. Este sindicato indica que, de enero a junio, 2.480 de cada 100.000 trabajadores sufrieron algún siniestro laboral. En ese mismo periodo de 1995 fueron 2.244 operarios de cada 100.000 los que padecieron algún accidente.En cifras absolutas, en el primer semestre de 1996 hubo 35.785 trabajadores accidentados, con una población asalariada, que según CC OO, en ese periodo era de 1.442.700 personas. Un año antes, con un número total de 1.397.075 trabajadores en la región, fueron 31.680 los empleados siniestrados.

El número de accidentes mortales se mantiene en 51 al año. Pero alcanza un crecimiento preocupante en el sector de la construcción, donde, de enero a junio de este año han muerto 18 obreros frente a los 15 de 1995, según informa la agencia Efe.

La secretaria de Salud Laboral de CC OO, Guillermina Peragón, resalta que, paradójicamente, este aumento de la siniestralidad laboral se produce después de que en febrero entrase en vigor la nueva Ley de Prevención de Riesgos Laborales. "Eso demuestra que se están incumpliendo las medidas que contempla la nueva ley para evitar los accidentes", asegura. CC OO atribuye ese aumento de los accidentes a la temporalidad en el empleo y a las subcontratas porque fomentan los destajos.

Sector servicios

De los 35.785 accidentes acaecidos en este primer semestre, 35.072 fueron leves, 662 graves y en 51 casos el trabajador perdió la vida. La mayor parte de los siniestros, 18.817, se produjeron en el sector servicios; 9.627 en la construcción; 7.034 en la industria y 307 en la agricultura.Ante esta situación, Comisiones Obreras reclama que se cumpla la nueva Ley de Prevención de Riesgos Laborales, cuyo desarrollo consideran que está paralizado en la Comunidad de Madrid. "Hacen falta más medios, no se puede aplicar una normativa que tiende a mejorar la salud y seguridad laboral con el mismo número de inspectores de Trabajo y sin poner en marcha medidas de formación y asesoramiento, sobre todo en las pequeñas empresas", añade Peragón.

Según CC OO, es precisamente en las compañías de menos de 50 empleados y, sobre todo, en las que tienen menos de seis trabajadores donde el Gobierno regional debe apoyar más la aplicación de medidas preventivas.

El último accidente mortal en un tajo madrileño se produjo el pasado martes en las obras de ampliación del metro en el paseo de la Castellana, cuando un obrero, Ricardo L., de 50 años, moría al despeñarse desde veinte metros de altura. CC OO resalta el hecho de que este trabajador no tuviera puesto un cinturón de seguridad o arnés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de agosto de 1996