Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU tiene un plan para capturar a Karadzic según 'The Sunday Times'

Estados Unidos ha puesto a punto una operación militar para la captura del antiguo jefe político de los serbios de Bosnia, Radovan Karadzic, en su feudo de Pale, afirma el diario británico The Sunday Times. Según el periódico, que cita "fuentes del espionaje a los dos lados del Atlántico", la operación implica a helicópteros y tropas de élite de la fuerza Delta.El plan, susceptible de ponerse en marcha en el momento en que lo ordene el presidente Bill Clinton, se enfrenta a la oposición de los aliados de Washington, y especialmente del Reino Unido, además de una buena parte del Estado Mayor militar norteamericano. Para Londres, una operación militar más que lograr capturar a Karadzic: puede poner en peligro el proceso electoral en Bosnia.

Cuando, en julio pasado, el almirante estadounidense Leighton Smith, aún era como comandante en jefe de la Ifor, calificó de "muy arriesgada" la eventual operación para la captura del líder serbobosnio por los soldados de la OTAN. El plan organizado por el Pentágono, añade The Sunday Times, prevé el empleo de helicópteros de combate AC-130H, MH-60G Pave Hawk y MH-53J Pave Low, que volarían a una altitud muy baja para evitar ser detectados.

Neutralizar las tropas

Después de los disparos de los helicópteros artillados con el fin de neutralizar las tropas que guardan la residencia de Radovan Karadzic, el comando norteamericano heliportado entablaría en tierra un combate con los últimos defensores y se llevaría a Karadzic en helicóptero.El líder serbobosnio sería de inmediato entregado al Tribunal de La Haya que juzga los crímenes de guerra en la antigua Yugoslavia. Si la operación es un éxito, se elaboraría a continuación otro plan para detener a Ratko Mladic, exjefe militar de los serbios de Bosnia, acusado igualmente de crímenes de guerra y sobre el que también pesa una orden de caza y captura internacional. Según el periódico británico, el negociador estadounidense Richard Ho1brooke, se sirvió de la amenaza de este plan ante el presidente de Serbia, Slobodan Milosevic, para obtener la retirada de la vida política de Radovan Karadzic a mediados de julio.

La opción de la fuerza, descartada durante un tiempo, está siendo estudiada de nuevo por Washington después de que signos recientes indiquen que Karadzic se mantiene políticamente activo e influyente.

Preguntado ayer el ministro de Defensa británico, Michael Portillo, sobre la operación de secuestro, señaló que es necesario hacer al respecto "un cálculo pesimista", ya que se pondrían en peligro las vidas de los soldados "británicos, franceses y estadounidenses" destacados en Bosnia. "La prioridad son las elecciones, para las que necesitamos la cooperación serbia", declaró Portillo en un claro rechazo de acciones de comando.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de agosto de 1996