"Pacto de sangre"

El Forcem tiene un presupuesto de 67.000 millones de pesetas este año, y desde 1993 ha manejado en torno a 190.000 millones.Existe una comisión nacional que recibe y evalúa las peticiones de ayudas.

"Si los cursos están avalados conjuntamente por la patronal y los sindicatos, tienen muchas posibilidades de ser aprobados", señalan fuentes sindicales que prefieren permanecer en el anonimato. Las peticiones pueden ser presentadas directamente, por las empresas (es el caso de los grandes centros industriales) o a través de empresas agrupadas en el caso del comercio y la pequeña empresa.

"Cuando se hace la petición se especifica quién dará los cursos. Generalmente, es gente de la universidad o directamente de la patronal o los sindicatos", señalan estas fuentes, que añaden un dato escándaloso: "Desde siempre ha habido sospechas de que a través del Forcem se financian la patronal y los sindicatos. Muchos cursos son fantasmas. Se rellenan los papeles, las cuentas existen porque se declara el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), pero muchas veces no se dan las clases. Al margen de eso, la patronal y los sindicatos reciben una comisión legal por gestionar los cursos.

Más información
Bruselas reclama a España 43.000 millones por falsear ayudas de formación profesional

"Hay un pacto de sangre entre la patronal y los sindicatos para mantener todo esto en el más absoluto secreto. Nadie reconocerá nunca públicamente que el Forcem se utiliza para desviar fondos a las cajas de los agentes sociales. Es un tema tabú que copiamos del modelo italiano", concluye este sindicalista.

"No me consta que se haya desviado dinero del Forcem a financiar a la patronal y los sindicatos. Eso sería muy muy grave y escaparía del campo administrativo para entrar en lo penal", replicó el director general del Inem, Juan Pedro Chozas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS