Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El metro espera al final de la M-40

El concejal de Obras del Ayuntamiento de Madrid, Enrique Villoria, comentó ayer que no se iniciarán las obras de ampliación del metro en la calle de Abascal hasta que se complete el anillo de la M-40. Esta calle deberá cortarse parcialmente para efectuar la unión de las líneas 8 y 10. Según Villoria, como el número de vehículos procedentes de la N-VI que pasan por la calle de José Abascal para atravesar Madrid y salir hacia la carretera de Barcelona (N-II) es elevado, las obras provocarán importantes dificultades al tráfico de esta zona. "Si estuviera cerrada la M-40, los coches que pasan por Cea Bermúdez y José Abascal irían por esta carretera de circunvalación" y optarían por no atravesar la ciudad por el interior como ahora.

Además, la comisión municipal de gobierno aprobó ayer modificar la intersección en las calles de O'Donnell, Doctor Esquerdo y Alcalde Sainz de Baranda, por un importe de 108 millones. En el cruce de las calles del Doctor Esquerdo y Alcalde Sainz de Baranda se pretende incorporar movimientos prohibidos. Éste es el caso de los vehículos que circulan por Alcalde Sainz de Baranda en dirección a La Elipa-Doctor Esquerdo, que no tienen otra opción que el giro obligatorio a la derecha. Por tanto, el conductor que pretende ir hacia la plaza del Conde de Casal debe salir hacia la calle de O'Donnell y efectuar el giro en la intersección con Doctor Esquerdo. Con la nueva reordenación, los conductores podrán efectuar todos los movimientos posibles.

Se completa la actuación con dos nuevos pasos de peatones, regulados por semáforos, en la calle del Doctor Esquerdo, esquina a Alcalde Sainz de Baranda, y otro retrasando la calle de Ibiza para permitir el cruce hacia el hospital Gregorio Marañón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de julio de 1996