LOS ARQUITECTOS Y LA CIUDAD

Lo invisible de Jean Nouvel y las ideas de Zaha Hadid

"Hay que sustituir la conciencia del espacio por la conciencia del momento". Es una frase de la amplia ponencia presentada ayer por el francés Jean Nouvel, vestido de negro y barba de tres días, considerado el arquitecto más intelectual del panorama europeo. Comenzó con la formación de la bóveda con tres piedras para referirse a la materia y sus mutaciones, pero entró en el siglo XX con la tendencia a la abstracción y la fascinación por la evolución técnica. También hizo referencia a la evolución de la materia arquitectónica, su dimensión ética y su vinculación al ahorro."Utilizar lo menos para hacer lo máximo", afirmó Jean Nouvel al entrar en las cuestiones poéticas y culturales de lo inmaterial" y "el cambio de percepción de las materias". También plantea la conciencia de la existencia y la relación entre forma, escala y materia para comprender el edificio. Nouvel está interesado por "el lado invisible de la rnateria", los campos magnéticos y los usos de luces frías y fibras ópticas, en un juego de mostrar lo oculto y destruir el espacio "hacia la anulación de la forma". "El espacio vuelve a ser global, metafísico, donde flota lo visible'.

Más información
"No tenemos que seguir más el juego de los ricos"
La arquitectura humana, social y política desborda el final del congreso de la UIA

Junto a la "estética del milagro, y la "metafísica del espacio", Zaha Hadid, de origen iraquí y residente en Londres, la única mujer que ha intervenido en los debates centrales del congreso, comparó la dificultad de ver las diapositivas con el destino de su carrera, empeñada desde hace 20 años en demostrar la viabilidad de sus proyectos y su vocación de "romper barreras". Afirmó que la razón de la arquitectura es mejorar nuestras vidas.

Wolf Prix, con un pin de la mano abierta de Le Corbusier, explicó el sistema de su trabajo con, la arquitectura, que identifica con las nubes por sus condiciones. cambiantes y símbolo del terreno baldío. Con, esta idea de las nubes, propone acabar la torre de Babel sin utilizar los materiales tradicionales. La densidad y el espacio público son aspectos de la ciudad que adapta en los modelos de formación de nubes. Esta arquitectura de nubes, como símbolo de situaciones cambiantes, se va a construir en un edifico en Ginebra por encargo de Naciones Unidas. "La noción de centro y ejes deberá ser sustituido por imágenes".

La ciudad invisible estuvo presente en la ponencia de Akira Suzuki, y en la de la pareja Eisaku Ushida y Katryn Findlay, que se desplazaron a Barcelona con sus niños, dedicada a un diálogo de distintas culturas donde prima la "esencia de la vivienda". En sus proyectos intervienen la teoría del caos y de los fractales, con objeto de aumentar las percepciones del espacio, a veces en casas "peludas y blandas".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS