Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desestimada la recusación del general Galindo contra el juez Gómez de Liaño

El juez Ismael Moreno rechazó ayer la recusación presentada por el general Enrique Rodríguez Galindo contra el juez Javier Gómez de Liaño y le condenó a pagar las costas procesales, aunque no a la multa de 100.000 pesetas que pedía el fiscal por actuar con mala fe.

Galindo presentó el 26 de junio una doble recusación contra los jueces Baltasar Garzón y Gómez de Liaño, momentos antes de tener que declarar como imputado en el llamado caso Oñederra, que investiga cuatro de los primeros asesinatos de los GAL. La recusación de Garzón era en calidad de instructor del caso, por tener interés directo en la causa y entender que ha habido una posible dependencia jerárquica entre Galindo y Garzón, mientras que la de Gómez de Liaño lo era como juez encargado de resolver la primera recusación, ya que el general entiende que existe amistad íntima entre ambos magistrados.

El auto dictado ayer razona que el hecho de que Garzón y Gómez de Liaño desayunen juntos no demuestra amistad íntima entre ambos, sino "comportamientos normales entre personas que llevan su actividad en el mismo centro de. trabajo". Gómez de Liaño deberá decidir ahora la recusación de Galindo contra Garzón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de julio de 1996