Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mayor Oreja rechaza sancionar a Galindo

EL PAÍS El Gobierno no prevé por ahora la posibilidad de suspender de funciones al general de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo, encarcelado por su presunta relación con el caso GAL. Así lo manifestó ayer en el Congreso el ministro de Interior, Jaime Mayor Oreja, en respuesta al, diputado de Izquierda Unida José Navas, quien le acusó de desperdiciar "una ocasión de oro para haber hecho caso de la prudencia y haber abierto expediente y destituido al ex responsable del cuartel de Intxaurrondo".

Mayor Oreja recordó que ya ordenó el cese de Galindo como asesor del director de la Guardia Civil tras su ingreso en prisión, lo que calificó de decisión "oportuna y adecuada". El cese es una medida administrativa y supone el paso a la situación de disponible, en la que se mantienen temporalmente las retribuciones. En cambio, la suspensión de funciones, reclamada por IU, es una medida disciplinaria y conlleva la pérdida del 75% de las retribuciones.

El ministro agregó, en alusión a Galindo: "El Gobierno no actuará ni desde la complicidad ni desde el silencio, pero también se alejará de lo que nosotros consideramos pudiera ser una posición extrema o radical, por sentido de la prudencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de junio de 1996

Más información

  • EL "CASO GAL"