Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Defensor del Pueblo se interesa por la posible víctima de un error judicial

Gestiones para obtener la libertad del reo

Antonio Pérez Pareja, de 54 años, cumple condena de seis años en la cárcel alicantina de Fontcalent por el robo a un banco. Sin embargo, el reo, su familia e incluso otro de los condenados, aseguran que no participó en el atraco. Para estas partes, Pérez ha sido víctima de un error judicial. Eva Pérez, hija del condenado, mantiene desde hace años una denonada lucha para demostrar la inocencia de su padre. Eva ha llamado, sin éxito, a múltiples puertas. La última ha sido el Defensor del Pueblo, Fernando Álvarez de Miranda, que se ha interesado por la rocambolesca historia e intenta aliviar la situación carcelaria del penado, con el objetivo de lograr que pase a la situación de tercer grado, que le permitiría ir sólo a dormir a la cárcel. Antonio Pérez, vecino de la localidad alicantina de San Vicente del Raspeig, tuvo un fatídico encuentro con el destino, siempre según la versión de su familia, el 10 de marzo de 1989. Ese día dos individuos atracaron la sucursal del Banco de Alicante en la población de Alfaz del Pí y obtuvieron un botín de 24 millones de pesetas. El mismo día del atraco, uno de los asaltantes, Antonio Carlos Nieto, condenado a nueve años por estos hechos, efectuó una transferencia bancaria a su abogada por valor de 1.800.000 pesetas. Nieto asegura que eligió, al azar, el nombre de Antonio Pérez Pareja como ordenante de la transferencia.

Identificado

Este dato fue el hilo que condujo la investigación policial hasta Antonio Pérez, quien fue detenido unos días más tarde del atraco. Sometido a una rueda de reconocimiento, Pérez, que guarda un gran parecido físico con uno de los atracadores, fue identificado por los empleados de la oficina bancaria asaltada como uno de los ladrones. La Guardia Civil atribuyó la autoría del atraco a Pérez. Tampoco los jueces vacilaron. La sección 3ª de la Audiencia Provincial de Alicante condenó en 1992 a Pérez a seis años de cárcel y a indemnizar al banco con 23 millones de pesetas. En la vista oral, Nieto declaró que no conocía a Pérez y que no participó en el atraco. Según la sentencia, el testimonio de Nieto "no es más que una artimaña para desorientar".

El Tribunal Supremo ratificó el fallo y el indulto solicitado no llegó. El 9 de mayo de 1995 Pérez ingresó en la prisión de Fontcalent para cumplir la condena. Hoy, miércoles, disfrutará de su primer permiso. La hija del atracador ha presentado recurso de revisión de la sentencia ante el Tribunal Supremo.

"Estamos convencidos de la inocencia de nuestro padre y no pararemos hasta lograr que se rectifique este error judicial", dice Eva Pérez.

El Defensor del Pueblo se ha hecho eco de la petición de la hija de Antonio Pérez y ha abierto una investigación, en el ámbito de administración penitenciaria, con el propósito de suavizar la situación carcelaria de reo y, en último caso, que se le conceda el régimen abierto. El 2 de mayo pasado, un asesor de esta institución visitó al recluso, manteniendo una entrevista con él y el director de la prisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de junio de 1996