Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gurú del mercado mundial del cobre deja un 'agujero' de 235.000 millones en Sumitomo

Tokio / Londres

Los mercados financieros, especialemente el de metales, reaccionaron con nerviosismo ante el anuncio de que una de las principales firmas de intermediación de Japón, Sumitomo, ha descubierto un agujero de al menos 1.800 millones de dólares (unos 235.000 millones de pesetas) en sus operaciones de compra-venta de cobre. Éste es el mayor quebranto registrado en un mercado financiero. Al igual que en los recientes escándalos del banco nipón Daiwa y del británico Barings, detrás de estas pérdidas monumentales hay un solo responsable, el anterior jefe de compras de cobre de Sumitomo, Yasuo Hamanaka, el gurú del mercado mundial de este metal. Hamanaka ocultó las pérdidas resultantes de sus operaciones irregulares durante años. El precio del cobre cayó en picado por temor a que la compañía liquide posiciones.

Yasuo Hamanaka, de 48 años, era conocido como el Señor del 5% por controlar ese porcentaje del mercado mundial de cobre. Falsificó la contabilidad de la compañía durante 10 años para ocultar las pérdidas multimillonarias. que había acumulado por sus agresivas compras de contratos de futuros. La evolución del precio del cobre en el sentido contrario a las posiciones tomadas por Hamanaka le hacían incurrir en importantes quebrantos una vez vencían los citados contratos.Pero no fue hasta el pasado 5 de junio, cuando la compañía descubrió un sospechoso deposito bancario, que Hamanaka confesó haber escondido este agujero. Fue inmediatamente despedido. y las autoridades de los mercados de metales de Londres y Nueva York puestas al corriente de la situación. Los rumores sobre su destitución provocaron una caída del 15% en el precio del cobre el pasado día 6. La revelación (de las pérdidas en Nueva York, en la no che del jueves, arrastró el precio al mínimo de los últimos dos años (1.860 dólares cada tonelada), aunque ayer, en medio de una fuerte volatilidad, se recuperó a 2.050 dólares.

Los cálculos iniciales de Sumitomo, que es la tercera firma de intermediación de Japón, situaban el agujero en 1.800 millones de dólares, pero la fuerte caída del precio del cobre amenaza con incrementar las pérdidas. Varios analistas estiman que éstas podrían llegar a los 2.500 millones de dólares si la firma abandona las posiciones más arriesgadas que aún mantiene en el mercado de cobre para enjugar las pérdidas. El presidente de Sumitomo Corporation, Tomiichi Akiyama, intentó ayer convencer a los mercados de que la compañía no tiene intención de liquidar estas posiciones. Akiyama no cree que la compañía tenga problemas de absorber las pérdidas dada su elevada solvencia. Su facturación anual es de 152.000 millones de dólares.

Con todo, el quebranto de Sumitomo es el mayor registrado hasta la fecha en un mercado financiero. Los dos casos similares ocurridos en el último año y medio -Barings y Daiwa-, que desembocaron en la quiebra del primero y la venta del segundo, supusieron unas pérdidas de 1.200 y 1.100 millones de dólares, respectivamente. En total, Hamanaka y los dos operadores responsables de sendos agujeros en el Barings y en el Daiwa, Nick Leeson, de 28 años, y Toshide Iguchi, de 44 años, han provocado un quebranto de 4.000 millones de dólares. Hamanaka especuló en cobre, Leeson en la Bolsa de Tokio e Iguchi en el mercado de deuda estadounidense.

El Gobierno expreso su preocupación por la acumulación de escándalos, un fenómeno que pone en evidencia, dijo, la decadencia de la ética empresarial en Japón. Tras la cadena de quiebras de pequeños bancos, pocos esperaban que una de las firmas de mayor tradición, fundada hace 400 años, tuviera estos problemas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de junio de 1996

Más información

  • La pérdida es la mayor registrada en un mercado financiero, superior a la de Barings o Daiwa