Ruiz-Gallardón busca una solución urbanística para el Real Madrid

Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón ha en el caso Ciudad Deportiva para mediar el enfrentamiento entre el Real Madrid y el Ayuntamiento. El consejero de Obras Públicas, Luis Eduardo Cortés, recibió el pasado martes al presidente del club blanco, Lorenzo Sanz. "La próxima semana le propondré una solución" aseguró Cortés a este periódico. "Pero no me gustan que se hagan viviendas en la Ciudad Deportiva", apuntó en referencia a la solución municipal que nunca se llegó a aprobar

Cree Cortés que el Real Madrid debe mantener su patrimonio de la Ciudad Deportiva en la plaza de Castilla. Y también piensa que el club necesita que las instituciones le otorguen los derechos urbanísticos que le corresponden sobre esa parcela. El consejero de Obras Públicas reconoce que la Comunidad podría ofrecer alguno de sus terrenos en los polígonos empresa riales que tiene en la periferia para que el Real Madrid levante sus instalaciones deportivas. Pero desconfía de esta solución: "No creo que le interese".El Ayuntamiento ofrece al club la posibilidad de permutarle sus terrenos de plaza de Castilla por otros municipales donde le vantar una nueva ciudad deportiva y la esquina comercial ahora rechazada. Cortés asegura que Sanz le comunicó que no ha recibido aún ninguna propuesta municipal oficial. El vicepresidente del club, Ignacio Silva, confía en que la intervención del Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón resuelva el conflicto, según declaró a este periódico el pasado lunes.

Por otra parte, el consejero de Obras Públicas recibió ayer calabazas de la oposición (IU y PSOE) a su Plan Regional de Vivienda, que prevé ayudas económicas para la adquisición, alquiler y rehabilitación de 38.000 pisos en los próximos cuatro años. La caja pública e subvenciones tendrá 28.000. millones.

IU y PSOE criticaron la política del Goierno regional y anunciaron numerosas enmiendas al plan presentado en la asamblea de Madrid. José Ramón Sanz (IU) anunció el - fracaso de la estrategia del PP, criticó la ausencia de medidas sobre las viviendas vacías de la región, calificó los programas de alquiler. como "escasamente motivadores" y aseguró que se profundizarán las diferencias entre norte y sur.

Le siguió Juan Antonio Ruiz (PSOE) quien dijo que el plan agrandará las desigualdades sociales en la Comunidad", "favorecerá a los promotores privados", y encarecerá el precio de la vivienda, que al ser más grande "pasará de 11 a 15 millones".

Cortés desmintió estos datos y recordó que 12 años de gestión socialista no habían dejado "ningún plan regional de vivienda. "Tiene usted buen canto al hablar, pero cuando le escucho se me desmorona intelectualmente todo lo que dice", le espetó a Ruiz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 29 de mayo de 1996.