Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sonda suicida

Los datos obtenidos por la sonda suicida de la nave Galileo el pasado 7 de diciembre en su histórico descenso de una hora por la atmósfera de Júpiter antes de resultar destruida han merecido un gran despliegue esta semana en la revista Science. Un español, José Luis Ortiz, del Instituto de Astrofísica de Andalucía, ha participado en el estudio desde la Tierra del lugar por donde penetró la sonda, un estudio necesario saber si se trata de un sitio típico de la atmósfera Joviana o no.La sonda fue a dar en una región de las llamadas manchas calientes, que tiene probablemente menos nubes y condiciones más secas que el 99% del resto del planeta, lo que explicaría que se encontrara menos agua de la esperada, dato recordado ayer por el director del proyecto, William O'Neil, en una conferencia en el Planetario de Madrid. También se encontró más carbono, nitrógeno y fósforo y una relación helio/ hidrógeno mayor de la esperada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de mayo de 1996