Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONSEJO DE MINISTROS

A la espera del portavoz

El Gobierno sigue adelante con su propósito de reducir el gasto público, aunque aún no sabe cómo. La imposibilidad de que los miembros del Gobierno llegaran a un acuerdo sobre los recortes no impidió que el Consejo de Ministros aprobara ayer una reducción genérica de 200.000 millones en los presupuestos de este año. El vicepresidente Rodrigo Rato se encargará más adelante de concretar cómo, cuánto y en dónde se ahorra. En cualquier caso, Rato garantizó que las prestaciones sociales no saldrán perjudicadas. El nuevo Ejecutivo se quedó por detrás de sus expectativas en cuanto a la poda de altos cargos. El PP hablaba hace meses de eliminar más de 6.000, pero la reestructuración administrativa aprobada ayer suprime 144 de los 431 cargos gubernamentales cuyo nombramiento es responsabilidad del Consejo.

El Gobierno sigue sin resolver la cuestión del portavoz. Ayer fueron Rodrigo Rato, vicepresidente primero y ministro de Economía, y Miguel Ángel Rodríguez. secretario de Estado de Comunicación, quienes dieron cuenta de los acuerdos del Consejo de Ministros. Rodríguez aclaró que asistirá a los Consejos sin voz. Jose María Aznar había indicado el domingo pasado que la portavoz sería una ministra.

Mientras llega ese momento, se opta por que Miguel Angel Rodríguez presente cada semana al ministro al que corresponda dar explicaciones, en función de las materias tratadas, y también aclare los acuerdos y conteste a las preguntas no relacionadas con el área del ministro compareciente.

Otra cuestión aún pendiente es el traslado del jefe del Gobierno y su familia a la residencia oficial del palacio de La Moncloa, habida cuenta de que el propio José María Aznar mostró desde el primer momento su desagrado por las condiciones de la residencia presidencial. El líder del PP dijo que su futura vivienda "no es lo más recomendable para una familia" y que trataría de darle "un ambiente más familiar".

Fuentes de La Moncloa aseguraron ayer a Efe que la familia seguirá viviendo en el chalé de La Moraleja en el que actualmente reside, al menos hasta el próximo mes de junio.

El jefe del Ejecutivo y su esposa, Ana Botella, han decidido que trasladarán sus muebles y enseres a La Moncloa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de mayo de 1996