Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL NUEVO GOBIERNO

Mayor es partidario de no modificar "ni una sola letra ni una coma" de los pactos antiterroristas

El nuevo ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, se ha declarado partidario de no modificar "ni una letra ni una coma" de los pactos antiterroristas. El próximo jueves tiene previsto entrevistarse en Vitoria con el lehendakari, José Antonio Ardanza, lo que confirma su deseo de "estar muy próximo a los partidos y a las instituciones para afrontar la lacra del terrorismo", según Mayor, que ayer tomó posesión del cargo. El diplomático Ricardo Martí Fluxá, jefe de protocolo de la Casa del Rey, será el número dos de Interior, mientras que un hijo del ex presidente Leopoldo Calvo-Sotelo será el subsecretario.

Las primeras horas de mandato del flamante ministro estuvieron rodeadas de desconcierto el PP ínformó el domingo que Mayor ofrecería una rueda de prensa a la una de la tarde del lunes, pero llegada la hora, nadie sabía nada. Los periodistas aguardaban en la calle a que llegara el ministro, que no lo hizo hasta las dos. El motivo del retraso fue tina llamada de Aznar para que acudiera a despachar a La Moncloa.Acompañado del ministro saliente, Juan Alberto Belloch, Mayor subió al despacho que hasta ahora ocupaba la viceministra Margarita Robles. Los tres departieron unos minutos antes de que el nuevo responsable de Interior realizara unas breves declaraciones, después de que sus escoltas, nerviosos e inquietos, obligaran a los periodistas a situarse a prudencial distancia del titular de la cartera.

Tras agradecer la confianza que el presidente del Gobierno ha depositado en él, Jaime Mayor elogió los pactos antiterroristas de Madrid, Ajuria Enea y Pamplona, que calificó de "uno de los mayores éxitos y aciertos de los últimos años, por lo que considera que no se debe modificar ni una letra ni una coma. "El Pacto de Ajuria Enea no necesita reforma en su literalidad, sino que lo que necesita es que seamos capaces de llevar a la práctica todos los días el espíritu del pacto".

Organigrama ultimado Jaime Mayor anunció que ya tiene ultimado el organigrama general del ministerio, que tendrá una sola Secretaría de Estado de Seguridad, de la que dependerán las direcciones generales de la Policía y de la Guardia Civil, así como las Secretarías Generales de Asuntos Penitenciarios y del Plan Nacional sobre Drogas. Tráfico y Protección Civil continuarán dependiendo de Interior, pese a que días atrás se barajó su adscripción a otros ministerios.

Mayor Oreja todavía no tiene decidido si pondrá en marcha su proyecto de que los funcionarios de prisiones se ocupen de la vigilancia exterior de las cárceles en sustitución de la Guardia Civil, lo que supondría crear un nuevo cuerpo armado.

Ayer tarde circulaba como posible titular de esa Secretaría de Estado el nombre de Ricardo Martín Fluxá, de 45 años, jefe de protocolo del palacio de La Zarzuela desde hace tres años. Mayor le ha ofrecido el cargo después de que Francisco Javier Zarzalejos, el hombre en quien había pensado inicialmente, haya preferido ser secretario general de la Presidencia.

Leopoldo Calvo-Sotelo Ibáñez Martín, hijo del ex presidente del Gobierno de UCD, será el subsecretario de Interior, un puesto al que Mayor quiere dar mucho contenido político. José Ramón Onega, gobernador civil en la etapa de UCD y hermano del periodista Fernando Ónega, será posiblemente el nuevo director general de Política Interior, mientras que el diplomático Gustavo Manuel de Arístegui y San Román, actualmente destinado en la Embajada de España en Ammán, se perfila como jefe del Gabinete del ministro.

El diputado Santiago López Valdivielso, portavoz del PP en asuntos de Defensa, es el nuevo director general de la Guardia Civil, mientras que el de la Policía será Juan Cotino, hasta ahora jefe de la Policía Local de Valencia.

El consejero vasco de Interior, Juan María Atutxa, se mostró esperanzado de que el PP reconduzca su discurso del pasado y reconozca que algunos de sus aspectos "no eran acordes con la realidad". Atutxa recordó que "el partido socialista estableció durante los dos últimos años un parón muy fuerte en políticas como la de reinserción [de etarras] porque estaba sometido a un ataque feroz del Partido Popular".

Coincidiendo con el nombramiento del ministro, los sindicatos policiales se mostraron partidarios de que se clarifique y reforme el actual modelo policial, a la vez que piden que selles dote de más equipamiento material y se mejoren sus salarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de mayo de 1996

Más información

  • El jefe de protocolo de la Casa del Rey será el 'número dos' del Ministerio del Interior