Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una joven escocesa, presunto nuevo caso de Creutzfeldt-Jakob

Un portavoz del Southern Hospital, en Glasgow, desmintió ayer que exista suficiente certeza científica como para asegurar que una joven de 15 años, ingresada en este centro la pasada semana, padece la nueva versión de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ). La alerta sobre este nuevo y preocupante caso fue hecha pública el viernes en un noticiero nocturno de la BBC, por el neurólogo que atiende a la joven paciente, Peter Behan, miembro del Instituto de Ciencias Neurológicas de la ciudad.Behan culpó al desorbitado consumo de hamburguesas de vacuno, a las que era muy aficionada la joven, de la aparición del síndrome en la paciente, que ha sido detectado gracias a una prueba especial desarrollada en los Estados Unidos. "Desgraciadamente era una joven que adoraba las hamburguesas. Sus padres me han dicho que comía demasiadas", dijo Behan en el programa de televisión. La industria cárnica puso en duda la versión del neurólogo.

Behan consideró improbable que el caso de esta joven constituya la punta del iceberg de una epidemia de ECJ ligado a la Encefalopatía Bovina Espongiforme que padece la cabaña bovina británica desde 1986. No obstante, según Behan, es probable que aumenten los casos de manera significativa. "Millones de personas son susceptibles de desarrollar la enfermedad porque estoy seguro de que muchísima gente ha consumido carne infectada a lo largo de estos años", señaló.

¿La más joven?

De confirmarse este nuevo caso de ECJ, la paciente de Glasgow sería la más joven de las que han padecido esta enfermedad en el mundo. El jefe de la unidad de vigilancia del ECJ en Edimburgo, Robert Will, se negó a hacer ningún comentario.Por otra parte, el microbiólogo Richard Lacey, que se ha destacado por sus críticas a la industria cárnica y al Gobierno desde que se desencadeno la epidemia, afirmó ayer que la causa "más probable" de la infección de la joven de Glasgow puede ser "la pobre calidad de productos procesados como hamburguesas y salchichas", informa Reuter. "Mi consejo es eliminar esos productos". Lacey se burló de la presunta eficacia de la propuesta gubernamental de exterminar masivamente ganado vacuno.

Otros tres nuevos casos de la versión humana de la Encefalopatía Bovina Espongiforme fueron identificados la pasada semana. Dos de los nuevos pacientes, ingresados en el hospital Guy de Londres, presentan patologías similares a la docena de personas que han contraído esta nueva versión de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob en el Reino Unido, en los dos últimos años.

Se trata de un Graham Brown, de 36 años, y de Barry Baker, de 29, ambos vecinos de la zona de Ashford, en el condado de Kent, al suroeste de Inglaterra, donde se detectó el primer caso de la epidemía del mal de las vacas locas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de abril de 1996