CanalSatélite alcanza la órbita de los 58.000 abonados

Sin hacer apenas ruido, la televisión por satélite se abre camino en España. Hay 1.150.000 hogares con antenas parabólicas colectivas o individuales, en su gran mayoría orientadas al satélite Astra. Y las perspectivas de crecimiento no parecen malas, porque hay encuestas que atribuyen a otro millón de familias la intención de instalar antenas en sus casas. En este panorama parabolizado, la primera oferta española, CanalSatélite, toma velocidad: a lo largo del año pasado incrementó sus abonados en un 127% y en la actualidad alcanza los 58.000; apenas dos años antes no llegaban a 8.000.

Más información

"El punto de inflexión para la televisión por satélite se produjo en 1994, pero en los últimos meses se ha registrado una subida meteórica", explica Pío Cabanillas, el director general de CanalSatélite desde sus inicios. Así, "en el primer trimestre de 1996 se han conseguido más abonados que en todo el año 94 y a finales de abril superaremos la cifra de personas que se suscribieron en l995".Ha sido también el momento del vuelco económico en una empresa que en 1994 había perdido 1.691 millones de pesetas y que terminó 1995 con un beneficio antes de impuestos de 1.110 millones.

¿Cuál es el secreto del auge de la televisión de pago por satélite? "Se trata de la única alternativa real a la televisión generalista y el perfecto complemento a Canal + ", afirma Cabanillas. "Nuestro público objetivo es el abonado o que puede abonarse a Canal +; en definitiva, la persona que ha aceptado pagar por ver una televisión de más calidad, una programación más selecta y puntual, sin la esclavitud de cortes publicitarios y con una programación que puede elegir a su medida y adaptarse a sus costumbres como consecuencia del sistema de multidifusión".

A la fórmula ofrecida hasta ahora por CanalSatélite -un canal sólo para documentales, otro dedicado en exclusiva a los niños, dos para el cine- se ha incorporado el deportivo Sportmanía desde el pasado día 1 y están previstos nuevos canales, entre ellos uno musical. De acuerdo con los estudios internos de la cadena, entre las razones por las que se suscribe el abonado a CanalSatélite figura en primer lugar el interés en el conjunto de la oferta, que ratifica fa buena acogida hacia la agrupación e identificación de los contenidos.

"Lo primero que nos pide el abonado español es poder elegir frente a la dictadura de una oferta única de programación por parte de una cadena generalista. Y además prefiere la oferta en su conjunto porque así responde a sus propios gustos y a las del resto de los miembros de su familia", dice el director general de CanalSatélite, para quien el secreto es que "el satélite da más libertad individual al abonado", que se convierte en gestor de su programación.

Las antenas orientadas hacia el satélite Astra dan acceso, además, a canales internacionales como la CNN, Sky News, TNT Cartoon o NBC Superchannel, que se reciben en inglés, o los alemanes Vox o Sat 1, captados a través de la misma parabólica usada para CanalSatélite. Desde Astra llegan también el canal mexicano Galavisión o una parte de Eurosport.

Vienen más canales

¿Y el futuro? Forzosamente los programadores tendrán que ser más receptivos a los intereses particulares de cada persona, lo que conduce hacia el concepto del desarrollo digital. "Cuanto más se multipliquen los canales, más fácil será responder a todos y cada uno de los intereses del consumidor que hoy recibe paquetes como el de CanalSatélite", reconoce Cabanillas. "Para hacer frente a esa demanda, los programadores estarán obligados a desarrollos digitales, como el que ha sido anunciado por Sogecable y otras compañías europeas".El futuro se perfila, entonces, en la televisión digital: cientos de canales para que el consumidor se quede con lo que quiera.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción