Francia exige a España que anule dos órdenes de captura contra Josu Ternera antes de entregarlo

Las autoridades francesas están ultimando los trámites para entregar a España, entre el 4 y el 5 de mayo próximos, al dirigente etarra José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera, pero, antes quieren que España anule dos órdenes de busca y captura que pesan sobre él. Mientras, París y Madrid negocian la entrega o expulsión durante el presente año de otros ocho activistas; entre ellos, los dirigentes Santiago Arróspide, Santi Potros, y José Javier Zabaleta, Baldo. En estos dos casos "no hay ningún problema", dado que Francia ya ha concedido su extradición, según fuentes policiales.

El presidente francés, Jacques Chirac, y Felipe González sellaron en la reciente cumbre europea de Turín un acuerdo por el que primero se comprometía expulsar a Urrikoetxea y facilitar su entrega a España.

París mantiene este compromiso, pero requiere que las autoridades de Madrid dejen sin efecto dos órdenes de busca y captura sobre el activista. Francia advierte que este requisito es imprescindible en cumplimiento de la legislación europea que impide que un país miembro de la UE expulse a una persona hacia otro Estado en el que esté reclamada.

Josu Ternera, detenido en Bayona en enero de 1989, tiene dos órdenes de busca y captura e ingreso en prisión en virtud del sumario 2/87 y a las diligencias previas 985/87 del juzgado número 1 de la Audiencia Nacional.

El primer sumario, relativo a la documentación hallada en la cooperativa Sokoa, le considera responsable del aparato internacional de ETA. Las diligencias 985/87, derivadas del sumario anterior, señalan a Josu Ternera como dirigente de la banda armada y le atribuyen los seguimientos de Eduardo Santos, a la sazón director de Industrias Siderometalúrgicas y Navales, y la vigilancia personal del subcomisario José Amedo en Bilbao, en agosto de 1977.

Fuentes de la Audiencia Nacional no aprecian ningún obstáculo para la entrega de Josu Ternera a España por parte de Francia por el mismo procedimiento de expulsión utilizado en otras ocasiones. Recordaron el antecedente de José Ramón López de Abetxuco Liquiniano, contra el que se decretó una orden de busca y captura e ingreso en prisión por los papeles de Sokoa días antes de ser entregado por Francia (en julio de 1993).

Josu Ternera, que en mayo acaba la condena de 10 años de prisión que le impuso un tribunal de París por asociación de malhechores, tiene otra pena adicional que le prohíbe residir durante cinco años en Francia. Este país rechazó la extradición solicitada por las autoridades españolas.

En medios policiales se teme que Urrutikoetxea tenga que ser puesto en libertad, poco después de estar en manos de las autoridades españolas, si únicamente se le imputa Un delito de pertenencia a banda armada. Pero fuentes de Interior señalan que es posible que entonces ya se hayan acumulado otros indicios que permitan inculparle más cargos y mantenerle en prisión.

Aparte de Josu Ternera, el Gobierno negociará la entrega este año de otros ocho etarras presos en Francia. Se trata de Santiago Arróspide Sarasola, Santi Potros; José Javier Zabaleta Elosegui, Baldo; Estanislao, Villanueva Herrera, Txapu; Miren Simone Odriozola Aguirre; Ignacio Olaskoaga Mugika; Jesús Arkauz Arana, Josu de Mondragón; Rafael Caride Simón y José KoIdobika Begoña Ibarra. Interior asegura que todavía no se hablado de estos casos con Francia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción