Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En busca de refugio

Los israelíes que viven en e norte del país se apresuraron anoche a volver a los refugios mientras el Gobierno organizaba la evacuación de niños y ancianos, mientras los libaneses residentes en el sur de Líbano comenzaron a abandonar apresuradamente pueblos y aldeas en busca de lugares relativamente más seguros cerca de la capital, Beirut. Desde hace años, el movimiento de la población civil en ambos lados del último frente de batalla de Oriente Próximo es un barómetro de los presentimientos.En la atmósfera de guerra que se vive en ambos lados, Israel acusó ayer a Hezbolá de utilizar a la población civil como escudo humano frente a las represalias que pro mete el primer ministro israelí, Simón Peres. Pero, para los mandos militares israelíes, la consigna es clara: asestar a, la guerrilla de Hezbolá golpes mortales, incluso a costa de infligir grandes pérdidas materiales y humanas.

En, Líbano parecieron desvanecerse ayer las esperanzas de disfrutar una paz duradera tras década y media de guerra civil. El cierre temporal del aeropuerto internacional de Beirut -situado cerca del suburbio del sur de la capital atacado por los helicópteros israelíes- trajo muy malos presagios.

,"Ya ves, empezamos de nuevo", comentaba, entristecido, un empleado de las líneas aéreas libanesas recordando los largos años de muerte y destrucción vividos anteriormente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de abril de 1996