_
_
_
_

París no descarta la relación de los atracos de Roubaix con el integrismo islámico

El ministro del Interior francés, Jean-Louis Debré, aceptó ayer. que "no es imposible que ciertos bandidos frecuenten ambientes islamistas" y que "haya otros parámetros que el del bandidaje" para juzgar sus acciones. Rectificaba así sus declaraciones del viernes a raíz de la muerte, en Roubaix y Courtrai, de cinco personas relacionadas con atracos a furgones blindados, en las que descartaba cualquier conexión entre los malhechores y el terrorismo político o religioso.Los indicios acumulados por la policía en las ruinas humeantes del domicilio de los malhechores (ejemplares de Tabsira, publicación del brazo armado del Frente Islámico de Salvación -FIS-; un número de Al Ribat, órgano oficial del FIS; los viajes a Bosnia de algunos de los fallecidos, así como el hecho de que el único ciudadano francés muerto en el tiroteo se hubiese convertido recientemente al islam o que hubiesen preparado un coche bomba contra la comisaría central de Lille- hacían insostenible la tesis de Debré. Su resistencia a admitir los vínculos entre delincuencia e integrismo islámico puede estar relacionada con el actual secuestro por los radicales islámicos de siete monjes franceses en Argelia.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_