Detenido el presunto asesino de Múgica

La Ertaintza captura en Oiartzun a Valentín Lasarte, miembro del 'comando Donosti' de ETA

Valentín Lasarte Oliden, de 32 años, presunto asesino del dirigente socialista vasco Fernando Múgica Herzog y del portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de San Sebastián Gregorio, Ordóñez, fue detenido en la tarde de ayer en Oiartzun (Guipúzcoa) por la policía autonómica vasca. La captura del más caracterizado miembro del comando Donosti de ETA se produjo gracias a una llamada anónima que avisó a la Ertzaintza de su presencia en un hipermercado de la localidad. El vehículo en el que viajaba el etarra, en compañía de una mujer que también se encuentra detenida, fue interceptado en el centro de la población por varios coches policiales. Al saberse acorralado, el presunto asesino de Múgica salió corriendo y trató de obtener ayuda de los vecinos de ese municipio, uno de los feudos de Herri Batasuna, gritando "Valentin Lasarte naiz" ("Soy Valentín Lasarte").

Más información
El juez Garzón le interrogará
Tras sus pasos desde el atentado de Arnedo

Los hechos se iniciaron a media tarde de ayer. Un vecino telefoneó a la comisaria de la Ertzaintza a las 18.1.5 para indicar que creía haber visto a Lasarte -cuya fotografía figura en más de 20.000 carteles distribuidos por la Secretaría de Estado de Interior en toda España- a bordo de una furgoneta aparcada en las inmediaciones de Oiartzun.El anónimo informador facilitó las características de la furgoneta Fiat Fiorino de color granate y su número de matrícula. Añadió que el presunto activista del comando Donosti estaba acompañado por una mujer.

La Ertzaintza trasmitió inmediatamente a los demás cuerpos policiales los datos, sumamente precisos, que había suministrado el comunicante, según las fuentes consultadas. Varias patrullas de la policía autonómica se dirigieron a Oiartzun.

La furgoneta fue localizada en el aparcamiento del hipermercado Mamut, donde Lasarte y su acompañante habían realizado abundantes compras, pero arrancó en dirección al centro de la población cuando los coches de la Ertzaintza se aproximaron a ella.Disparo intimidatorio

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Inmediatamente se puso en marcha un dispositivo de seguimiento, que culminó sobre las siete de la tarde, cuando la furgoneta fue interceptada en el casco urbano de Oiartzun. Media docena de coches camuflados le cerraron el paso en la plaza del pueblo y Lasarte, al sentirse acorralado, se bajó del vehículo y echó a correr intentando escapar, momento en que un ertzaina realizó al menos un disparo intimidatorio.

El responsable del comando Donosti se arrojó al suelo y empezó a gritar su nombre, con la pretensión de que alguien le ayudara. Con la plaza bloqueada por los vehículos de la Ertzaintza, sus gritos no obtuvieron otra respuesta que las esposas que le colocaron los policías con celeridad.

La mujer que le acompañaba fue igualmente detenida e identificada como Idoia Arrieta Eizaguirre, propietaria de la furgoneta en la que viajaban. Su descripción no parece encajar, sin embargo, con la de la mujer que participó junto a Lasarte en el atentado contra Múgica.

Anoche, los dos detenidos fueron interrogados en dependencias de la Ertzaintza en Vitoria. La operación continuaba abierta y no se descartaban nuevas detenciones.

Mientras la policía efectuaba algunos registros e inspeccionaba la zona a la búsqueda de otros miembros del comando (como Francisco Segurola y Juan Antonio Olarra Guridi), varias decenas de vecinos, de Oiartzun se manifestaron con gritos de "Valentín askatu [Valentín, libre]".

La noticia fue transmitida por un responsable de las Gestoras Pro amnistía a los simpatizantes de HB que participaron en la contramanifestación realizada a las 20.00 junto a la plaza del Buen Pastor, de San Sebastián, escenario habitual de las concentraciones por la liberación de José María Aldaya. "Los cipayos han detenido a Valentín Lasarte en Oiartzun", fue el mensaje comunicado por altavoz.

Un hombre de unos 50 años resultó herido anoche con traumatismo en la zona occipital al caer desde la calle a la entrada de un aparcamiento durante los incidentes producidos en San Sebastián durante una manifestación en protesta por la captura de Lasarte. El herido fue trasladado por una ambulancia de la DYA al hospital donostiarra Nuestra Señora de Aranzazu, donde quedó ingresado.

Al conocer la detención, Enrique Múgica, hermano de una de las víctimas de Lasarte, expresó su "esperanza de que todo el peso de la ley, sin ninguna compasión, caiga sobre el asesino". Ana Iríbar, esposa de Gregorio Ordóñez, manifestó su confianza en que se demuestren las acusaciones y Lasarte cumpla la condena que se le imponga.

El presidente del PP vasco, Jaime Mayor Oreja, aseguró que la detención "llena de tranquilidad a todos las personas de buena fe" y envió su felicitación "sin reserva a la Policía Autónoma vasca, que sin duda merece el aplauso cerrado de todos los demócratas". También el secretario general de los socialistas vizcaínos, Nicolás Redondo Terreros, manifestó su satisfacción por la captura, que, en su opinión, puede levantar la moral de los demócratas en su lucha contra los violentos.Etarra descuidado

La identificación de Lasarte se vio facilitada por sus singulares rasgos físicos y por su falta de precauciones para pasar desapercibido. De hecho, su participación en el atentado de Múgica se estableció de forma casi indubitada por varios testigos.

Incluso después de convertirse en uno de los activistas más buscados de ETA y de que sus característicos rasgos se popularizaran a través de los medios de comunicación, Lasarte ha prodigado su presencia y varios vecinos de San Sebastián y otros municipios le han identificado en espacios públicos.

Además, Lasarte ha demostrado ser un etarra descuidado, ya que perdió su carné de identidad en dos atentados. En la primera ocasión, cuando era todavía un activista legal (no fichado), la policía llegó a creer que el comando autor del asesinato del militar Mariano de Juan en el barrio de Loyola (San Sebastián) había robado el carné de Lasarte para suplantar su identidad.

El activista del comando Donosti olvidó también su documentación en la caravana en la que se refugió el pasado mes de agosto, tras el intento de volar el cuartel de la Guardia Civil de Arnedo (La Rioja) y una vez burlado el cerco policial.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS