Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior sospecha que el parlamentario de HB Zubimendi se oculta en Francia

El parlamentario vasco Mikel Zubimendi, de Herri Batasuna, se oculta en Francia, tras haber decidido abandonar Euskadi, según sospechan fuentes de Interior. Estas creen que se ha ido ante la posibilidad de tener que ingresar en prisión para cumplir dos años de condena por insumisión. HB, por su parte, informó hace 10 días que Zubimendi reside en Dinamarca, adonde se ha marchado para eludir la "presión policial" a que era sometido "por su reconocida militancia en Jarrai" (rama juvenil de KAS).

Zubiniendi, uno de los portavoces más conocidos de Jarrai, ocupó las primeras páginas de los periódicos, hace ahora un año, cuando arrojó un saquito de cal en el escaño que habitualmente ocupa en el Parlamento vasco el socialista Ramón Jáuregui, consejero de Justicia. HB relaciona a Jáuregui con el secuestro y Posterior asesinato de los presuntos etarras José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala en 1981.El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco juzgó en mayo del año pasado a Zubimendi por negarse a cumplir el servicio militar, o la prestación social sustitutoria (PSS). El tribunal le condenó a dos años y cuatro meses de prisión y al mismo tiempo de inhabilitación absoluta, aunque en la sentencia pedía al Gobierno, que no se castigue la insumisión con penas privativas de libertad, El recurso presentado por Zubimendi no se ha resuelto todavía.

El parlamentario de HB, que no ha cumplido la condena, podría haber decidido marcharse del País Vasco ante la posibilidad de tener que ingresar en prisión, cosa a la que no parece dispuesto, según fuentes de Interior. Esta postura es contraria a la que mantienen los movimientos antimilitaristas y abertzales, que prefieren que los insumisos se dejen encarcelar, con lo que intentan presionar así al Gobierno para que despenalice totalmente la insumisión.

Herri Batasuna aseguró hace dos semanas que la marcha de Zubimendi se debe al permanente y continuado acoso policial" al que estaba sometido en los últimos meses y ante "la evidencia de que la ilegal persecución no iba a desaparecer ni tan siquiera mitigarse". Ante este hecho que le impedía "desarrollar su vida personal y su militancia política", decidió exiliarse a Dinamarca, segun HB. Fuentes del Ministerio de Justicia e Interior sospechan que el parlamentario no vive en Dinamarca, sino en una ciudad cercana a París. La policía, por ahora, no le ha localizado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de marzo de 1996

Más información

  • El diputado intenta eludir su ingreso en prisión por insumiso