Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Messía Figueroa dice desconocer el paradero de El Nani

El aristócrata Jaime Messía Figueroa declaró ayer a la juez María Tardón que ignora "cuál ha sido el destino o el fin de Santiago Corella", El Nani, que desapareció tras ser detenido en 1983 en Madrid.Esta manifestación consta en el acta de la declaración prestada ayer durante tres horas por Messía ante la juez de instrucción número 11 de Madrid. La juez mantuvo su prisión por su supuesta relación con el caso Nani y concretamente por los presuntos delitos de detención e inhumación ilegales, así como homicidio, asesinato o torturas con resultado de muerte.

Jaime Messía Figueroa, huido de España desde 1987, fue entregado el sábado pasado por Estados Unidos, que concedió su extradición por varias causas que tiene pendientes con la justicia española, entre ellas el caso Nani.

La Audiencia Provincial de Madrid condenó en 1988 al comisario Francisco Javier Fernández Alvarez y a los inspectores Victoriano Gutiérrez Lobo y Francisco Aguilar González a más de 29 años de cárcel cada uno por su participación en la desaparición de Santiago Corella.

Antes del juicio de El Nani, la revista Interviu publicó en 1988 una entrevista efectuada en Brasil con Messía, quien ya estaba reclamado por la Justicia española. En la misma se reproducía como afirmaciones de Messía que los policías y sus superiores le llamaron "para que les ayudara. Eran amigos míos y era mi obligación ayudarles, y me encargué de hacer desaparecer el cuerpo de El Nani, pero sólo hay una persona en el mundo que sabe dónde está y soy yo, y no está en mi finca de Córdoba".

Durante el juicio en el que resultaron condenados los policías, testificó Luis Miguel Rodríguez Pueyo, que manifestó que Messía le había dicho que "El Nani murió en la Brigada Regional de Policía Judicial, que le llamaron para que se hiciese cargo del cuerpo" y que lo llevó en una furgoneta suya con un policía para enterrarlo en su finca, "pero lo tiraron a un pantano".

"No conocía nada"

Ayer, según el acta de la declaración, Jaime Messía negó haber declarado en 1988 a la revista Interviu "nada sobre que El Nani estaba muerto, ni que hubiera fallecido en la Dirección General de Seguridad". Según este acta, Messía "se limitó a contestar que sobre ese tema no conocía nada".Por otra parte, reconoció que conoce a Luis Miguel Rodríguez Flueyo, porque estuvo procesado con él en tres causas distintas, pero aclaró que nunca le unió con él relación de amistad. Aseguró que no efectuó a Rodríguez Pueyo confidencia alguna, pues las relaciones que tenía con él no eran buenas.

En cualquier caso, destacó que jamás dijo a Rodríguez Pueyo que conociera el paradero de Santiago Corella, ni en serio ni tampoco por alarde, pues no considera que sea un tema con el que se puedan hacer bromas".Messía reconoció que conoce al comisario Fernández Álvarez, que se lo presentó el inspector Gutiérrez Lobo, al que conoció porque le había detenido en 1988, aunque indicó que no son amigos, sino que le llama de vez en cuando y se ven para preguntarle por algún tema que tenga interés policial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de marzo de 1996

Más información

  • El aristócrata declaró ayer ante la juez