El debate entre los líderes andaluces se quedó en cuatro 'entrevistas'

LOURDES LUCIO El debate entre los cuatro candidatos a la presidencia de la Junta de Andalucía emitido anoche en diferido por Canal Sur TV no fue tal. Los aspirantes, excepto en escasas ocasiones, evitaron el cuerpo a cuerpo y cada uno soltó su cantilena electoral, como si de cuatro entrevistas se tratase, a lo largo de dos horas. Manuel Chaves (PSOE) insistió en lo realizado en su mandato; Javier Arenas (PP) animó a la alternancia política; Luis Carlos Rejón IU) abundó en el pacto PSOE-CiU en Madrid, y Pedro Pacheco (PA) se salió del cuadro al destacar el olvido de Andalucía por parte de los partidos mayoritarios.La tan temida encerrona que preveía el partido socialista tampoco se produjo. No hubo ningún vencedor. Si acaso, el andalucista Pedro Pacheco fue el que más rentabilidad obtuvo de la puesta en común, ante las constantes referencias de los representantes de los tres partidos nacionales a la situación general. Pacheco levantó la voz y recordó a sus adversarios: "No quiero hablar de la sanidad de Valencia. Me importa un pito Valencia. A los andaluces nos callan siempre con lo de la solidaridad, pero no somos tontos. La solidaridad también hay que reivindicarla para nosotros".

La interpretación de los contrincantes sobre la convocatoria anticipada de elecciones originó una discusión sobre las supuestas alianzas entre los grupos del Parlamento andaluz. Chaves reiteró el argumento de la pinza que ejercieron populares e IU en esta corta legislatura con el único fin de boicotear a su Gobierno. Arenas achacó el adelanto electoral a la incapacidad de diálogo de Chaves y afirmó que el único pacto confeso ha sido el de Felipe González y Jordi Pujol.

Rejón, por su parte, sostuvo que la política desarrollada por el PSOE en Madrid precipitó la caída de Chaves e insistió en que ha habido mucho Parlamento para tan poco Gobierno. Votar con el PP

En este punto, los candidatos del PSOE e IU se enzarzaron en una guerra de cifras sobre quiénes habían votado más veces juntos con el Partido Popular. Pacheco rompió la dinámica al apuntar con el dedo al resto de intervinientes para subrayar que llevan año y m dio peleándose y dando un "triste espectáculo" sin preocuparse por la gobernabilidad de la comunidad autónoma.

Los aspirantes, sobre todo Chaves y Arenas, mostraron constantemente recortes de periódicos, datos estadísticos, gráficos folletos a las cámaras como respaldo a sus argumentos. Respecta los latiguillos más frecuentes, Arenas batió marcas con "si yo soy presidente"; Chaves se apoyó con insistencia en el "mire usted" y "quiero decir claramente"; Rejón adornó todas sus frases con "andaluzas y andaluces"; y Pacheco acabó todos sus turnos con una referencia a su eslogan "la solución de Andalucía".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS