El alcalde culpa al PSOE del fallo contra el Campo de las Naciones

El alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, expresó ayer su "sorpresa" por la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que declara ilegal el Campo de las Naciones, aunque tanto él como el concejal de Obras y presidente de la empresa municipal Campo de las Naciones, Enrique Villoria, señalaron que esta obra se planificó cuando el PSOE gobernaba en el Ayuntamiento y en la Comunidad de Madrid. El tribunal calificó de ilegal la tramitación de los documentos que hicieron posible el actual recinto ferial, el parque, un campo de golf y un palacio de congresos (veáse EL PAÍS de ayer). La Comunidad introdujo 11 modificaciones en el proyecto que no salieron a información pública. La sentencia es de febrero de 1994 y era desconocida el viernes por altos funcionarios municipales. La Administración regional recurrió este fallo ante el Tribunal Supremo en noviembre de 1994.

El contencioso surge cuando unos veinte propietarios de terrenos expropiados por el Ayuntamiento antes de 1987, para crear el Campo de las Naciones, decidieron recurrir esta decisión municipal porque estaban descontentos con las cantidades recibidas (400 pesetas por metro cuadrado) y con el procedimiento seguido. Ahora, los expropiados esperan la ratificación del Tribunal Supremo, con el fin de solicitar nuevas cantidades por sus antiguos terrenos.

Época socialista

En conferencia de prensa, Álvarez del Manzano comentó ayer: "Si existe posible imputación de una cierta anomalía, ésta corresponde a la anterior Corporación, a la época socialista, porque el PSOE gobernaba tanto el Ayuntamiento como la Comunidad de Madrid". Además, el regidor expresó su extrañeza debido a que en este caso se aprecian, al parecer, situaciones "raras", como que una notificación oficial llegue tarde a las partes implicadas, y agregó: "Aunque el origen de las posibles anomalías administrativas no nos corresponda, como es lógico, nosotros nos hacemos responsables de la continuidad del caso con todas sus consecuencias. Seguiremos adelante con ello, porque se trata de una zona de Madrid muy importante, que está adquiriendo un gran prestigio y que nosotros hemos construido allí obras muy trascendentes para la ciudad".Por su parte, Enrique Villoria comentó: "Se trata de una cuestión qué nada tiene que ver con el desarrollo del Campo de las Naciones, sino con su planeamiento final". "En cualquier caso", concluyó Villoria, "se refiere al planeamiento original, que no hizo este equipo de gobierno [fue un gobierno presidido por Juan Barranco], y al posterior seguimiento de ese plan por parte de la Comunidad de Madrid". Villorria se refiere a las 11 modificaciones del proyecto original efectuadas por la Comisión Regional de Urbanismo del 3 de marzo de 1987 y que no fueron expuestas al público tal y como es preceptivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0026, 26 de febrero de 1996.