Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La venganza de Sadam aniquila a la familia de su asesinado yerno

Dos hermanas del general Husein Kamel Hasan, yerno del presidente iraquí, asesinado el viernes pasado a los dos días de su vuelta a Bagdad tras seis meses de exilio en Ammán, fueron asesinadas ayer. Pero la venganza de Sadam Husein no se quedó ahí, aseguró en la capital jordana otro miembro de la familia Al Majid. Una de las mujeres cayó junto a su marido y sus hijos; la otra, sólo con sus hijos, ya que el marido prefirió no fiarse de la magnanimidad de Sadam y se quedó en Ammán.Ezedin al Majid, primo del general Hasan y casado con una de sus hermanas, se encontraba de viaje en Turquía cuando el desertor Hasan decidió volver a Bagdad. Este y su hermano Hazem al Majid son, según fuentes oficiales jordanas, los únicos del grupo original de desertores que se han quedado en la capital jordana. Al parecer, su mujer no quería regresar, pero el general Hasan llegó a amenazarla con una pistola al tiempo que le gritaba: "Las órdenes son que debemos volver todos a Bagdad y volveremos todos".

Tras la matanza del viernes, en que no sólo fueron asesinados el general Hasan y su hermano Sadam Kamel Husein -también desertor arrepentido y yerno de Sadam-, sino además el padre de éstos y un tercer hermano, Hakini. La venganza medieval de Sadam Husein se cerró ayer con las hermanas y sus familias, una de las cuales no se había exiliado.

Según la oposición iraquí, también han sido asesinados los dos nietos de Sadam: Alí, de nueve años, y Ahmad, de cinco, hijos de los dos desertores ajusticiados, Kamel Hasan y su hermano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de febrero de 1996