Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuentes: "La convergencia es nuestro destino inmediato"

Enrique Fuentes Quintana, ex vicepresidente para Asuntos Económicos y presidente del Fondo para la Investigación Económica y Social de las cajas, proporcionó la segunda afirmación polémica de la jornada de APD: "Las condiciones económicas para la entrada de España en la Unión Europea no se examinaron con suficiente rigor". Según Fuentes, "se creía que el mecanismo era entrar y desarrollarse", pero no ha sido así. En su opinión, diez años después se ha fracasado en el objetivo de convergencia real, que es igualar la renta española a la comunitaria y explicó que el PIB per capita español es hoy el 76,2% de la media comunitaria, cuando en años anteriores estuvo más próxima. Fuentes intervino después de Boyer y prolongó sus argumentos sobre la moneda única: "Primero, hagamos los ajustes en inflación y déficit público, porque la convergencia es nuestro destino inmediato; después, ya veremos si este esfuerzo se dilapida en la UEM o no". Para Fuentes, quien contrapu so la economía castiza típica es pañola intervencionista, mal financiada públicamente- con las exigencias de rigor provenientes de Euro pa, la incógnita principal de 1996 es si, tras las elecciones, "habrá un Gobierno capaz de gestionar firmemente los problemas económicos".

Fuentes dijo que en 1996 continuará la recuperación "si se realizan las reformas estructurales necesarias, como la del mercado de trabajo, del subsidio de desempleo o se reordenan las empresas públicas".

Cristóbal Montoro, diputado del Partido Popular, situó la clave en la reforma del sector público, paso esencial para reducir el déficit y, por lo tanto, para reducir los tipos de interés, que es el mejor sistema para reactivar la economía. Insistió en que es posible reducir "algunos impuestos" y bajar al mismo tiempo el déficit y pidió serenidad a la hora de tratar asuntos delicados, como las pensiones. "No es posible que una persona o una institución llegue a este país y diga que a partir del 2004 no se podrán pagar las pensiones, o cualquier otra afirmación de este estilo. Esto no es verdad y crea incertidumbre".

Montoro precisé que la privatización del sector público no se agota en las ventas de empresas públicas. "Pretende ser un criterio para la reordenación de sectores enteros, como puedan ser el transporte, el agua o el suelo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de febrero de 1996