La televisión pública gasta más de lo pactado, según la fiscalización

Una planificación realizada mediante "el exclusivo establecimiento de objetivos de audiencia" y un nivel de gastos superior a lo pactado con el Estado son los mayores pecados observados por el Tribunal de Cuentas. Estas son algunas de sus conclusiones.> Límites superados. El Grupo RTVE no incluyó en el ejercicio de 1993 gastos por valor de 11.642,5 millones de pesetas, lo cual supone 4.479,4 millones de pesetas por encima del límite de gastos totales, pactado en el Contrato-Programa con el Estado. El Estado había condicionado su aportación financiera (28.519 millones de subvención y otros 31.114 millones para enjugar deuda) a que los gastos reales no superasen dichas previsiones.

Más información
RTVE discrepa de la "mayor parte del informe del Tribunal de Cuentas

RTVE gastó 1.320 millones de pesetas en asesoramientos externos aprobados por designación directa del director general de RTVE. La principal empresa contratada para ello fue Summa Consulting SA.

>Mayores pérdidas. La aplicación del criterio de valor de mercado a ciertas transacciones entre TVE SA y RTVE produciría una disminución de ingresos por parte de la primera, que de 2.270 millones de pesetas de beneficios pasaría a 12.954 millones de pesetas de pérdidas. En 1993, las pérdidas, registradas en 2.450 millones, pasarían a 54.467 millones. Lo correcto habría sido registrar ese año fondos propios negativos de 35.242 millones.>

>Programas caros. TVE realizó dos contratos con sendos profesionales [Paco Lobatón y Miriam Díaz Aroca] en los que se incluyeron "cláusulas inusuales" en cuanto a duración y cobro de retribuciones. Asimismo, incrementó en 3.162 millones de pesetas la contratación de productoras externas, respecto a lo gastado en el año anterior, para potenciar concursos y programas de espectáculo. El espacio Ay, vida mía, contratado a 6,5 millones por programa para un total de 56 espacios, fue elevado a 15 millones por programa a partir del que hacía el número 15. En La Regenta se aceptó una desviación presupuestaria del 8%, aunque el máximo previsto era del 3%. TVE consumió el 17% de los recursos existentes en 1993 en el área de producciones externas en la producción El sexólogo, "a pesar de que existían informes internos reiteradamente críticos sobre la calidad u oportunidad del proyecto". La Warner Bros y Dorna establecieron también contratos leoninos para RTVE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS