La economía española creció el 3%, pero el consumo no despega

La economía española mantuvo su ritmo de crecimiento el pasado año. Según los datos del Banco de España, el PIB creció un 3% en 1995 (en media anual), frente al 2,1% del año anterior y por encima de las previsiones oficiales (2,8%). El consumo sigue sin tirar, con un aumento del 1,8%, porcentaje que queda lejos del 2,3% previsto. Las autoridades económicas que asisten a la cumbre anual de Davos (Suiza) insistieron ayer en la necesidad de adoptar medidas para luchar contra el desempleo.

Aunque a lo largo de 1995 el perfil de la actividad económica ha sido descendente, el banco emisor subraya que en el último trimestre se frenó la desaceleración. Esta circunstancia diferencia a España del resto de países del entorno, en los que se ha producido un retroceso en ese periodo y un descenso en el conjunto del año. En cualquier caso, es muy probable que esta tendencia acabe trasladándose a España.Los bancos centrales de los principales países han decidido en los últimos días descensos en los tipos de interés para animar la economía. El Banco de España, sin embargo, no siguió ayer esa senda y mantuvo en el 8,75% el precio del dinero. El banco emisor señala en su informe que el comportamiento a la baja de los tipos de interés "señala unas expectativas de menor inflación y una mayor confianza ( ... ) en las posibilidades de convergencia de la economía española".

El presidente del Bundesbank, Hans Tietmeyer, mientras tanto, mandó ayer un mensaje a los políticos y agentes sociales que reclaman más bajadas de los tipos de interés para salir del actual parón y crear empleo. "Una política monetaria laxa no es la panacea para reducir el paro", declaró Tietmeyer. El gobernador del Banco de Francia, Jean-Claude Trichet, que también participó en la cumbre de Davos, coincidió con su homólogo alemán en esa apreciación. Páginas 43 y 44

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS