170 coches saturan en sólo media hora los aparcamientos de Navacerrada

La alegría de los visitantes fue efímera. La mayor parte de las 700 plazas de aparcamiento que se comprometió el jueves a mantener abiertas el director regional de Protección Ciudadana, Luis Mallo, estaban ayer cubiertas por la nieve. Ni siquiera la carretera que une Madrid y Navacerrada (la M-601) se mantuvo transitable desde las 10.00 hasta las 17.30, como se había anunciado. Además, la M-604 -Navacerrada-Cotos- no estaba despejada. Ayer, en las cimas del puerto de montaña madrileño, sólo había sitio para 170 coches. Ni uno más.La M-601 tampoco quedó libre a la hora prevista: las diez de la mañana. La Guardia Civil sólo pudo abrirla a las 10.50 entre las protestas de esquiadores y curiosos. Y la alegría duró media hora, porque los coches llenaron en ese tiempo el único aparcamiento disponible. A las máquinas quitanieves no les había dado tiempo en 14 días a limpiar por completo el estacionamiento.

Más información

Los empresarios del puerto se tiraban ayer de los pelos. "Tendrían que dimitir todos. Desde Ruiz-Gallardón hasta el director de Carreteras. No hay derecho a que hayamos estado aislados 14 días. ¡Catorce días! Y, encima, ahora esto. ¡No han limpiado los aparcamientos! Si están hoy un poco despejados es porque las máquinas de la Junta de Castilla y León han estado trabajando toda la mañana", clamaba en el desierto nevado de Navacerrada Miguel Ángel Cantón, portavoz de los hosteleros del puerto. Los ocho empresarios más afectados calculan que en estas dos semanas han dejado de ingresar unos cien millones.

Las críticas de los visitantes comenzaron a las diez de la mañana. Casi dos centenares de coches esperaban junto a la barrera que la Guardia Civil había levantado a ocho kilómetros de la cumbre. Media hora más tarde, Laura, de siete años, preguntaba: "Papá, ¿cuándo podremos subir?". Su padre miraba al guardia que les cerraba el paso y éste pedía "un mando". "Como no abramos pronto se va a montar aquí un cacao...", decía.

Una voz procedente del coche de un mando de la Guardia Civil atronó entonces en el radiopatrulla: "La carretera se mantendrá cerrada hasta nueva orden. No importa lo que digan los medios de comunicación. Hasta nueva orden no se abre ¿Entendido?". Todos lo oyeron. Y así fue.

Hasta las 10.50 no llegó la ansiada orden. Casi dos centenares de coches se precipitaron carretera arriba. Sin embargo, pronto tuvieron que frenar de repente. Nadie sabía lo que había pasado. "¿Y ahora qué sucede?", se preguntaron totalmente desconcertados. El aparcamiento se había llenado.

El PP de Castilla y León culpa al de Madrid de mantener cerrado el puerto durante 14 días

Navacerrada divide sus tierras entre Madrid y Segovia. Los responsables políticos de Castilla y León, del PP, han culpado a los de Madrid, del mismo partido, de mantener cerrado durante 14 días el puerto en su vertiente madrileña. Las pérdidas económicas son cuantiosas. El vicepresidente de Castilla y León y consejero de Fomento, Jesús Merino, declaró en Segovia: "La Junta tiene la conciencia tranquila, porque hemos limpiado nuestra parte, tal y como establecen las competencias que tenemos asumidas. Está claro que como Administración hemos actuado con todo rigor y eficacia. Si otros no lo han hecho correctamente, los ha tardado nueve días en recoger dos centenares de árboles. El de legado territorial de la Junta, Luis Pérez de Cossío, comparó la situación del bloqueo de la carretera con el incendio ocurrido en Somosierra (a caballo entre Madrid y Segovia) el pasado verano (se quemaron 1.000 hectáreas en Madrid y unas docenas en Castilla y León). "Madrid dispone de muchos medios, pero no conoce el terreno ni sabe utilizarlos".Por su parte, el alcalde de La Granja (4.940 habitantes), el so cialista Félix Montes, lamentó que no haya sido invitado ningún representante político de la vertiente norte a las reuniones donde se elaboraron los planes de emergencia y apertura de la estación. Montes declinó toda responsabilidad y consideró que esta apertura es "arriesgada y precipitada", por entender que no se han previsto situaciones de emergencia para evacuar, si llega el caso, a los miles de esquiado res que puedan subir al puerto. Añade que no descarta que su corporación suspenda el sumi nistro de agua que hace funcionar los cañones de nieve artificial de Navacerrada.

El alcalde aprovechó para mostrar su- indignación por la paralización que sufre el Plan de Ecodesarrollo del Guadarrama, puesto en marcha por el Gobier no del socialista Joaquín Leguina, ya que, en su opinión, aún falta la construcción de un aparcamiento subterráneo y la reposición del talud.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 02 de febrero de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50