Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El millardo

El 31 de diciembre se conoció la noticia de la creación por la Real Academia Española del vocablo millardo como sinónimo del billón inglés. La noticia, publicada en varios medios, terminaba concretando que la decisión se tomó a propuesta del presidente venezolano, don Rafael Caldera.Me parece desconcertante esta noticia y de interés el explicarlo. Con fecha 21 de septiembre de 1994 me dirigí al excelentísimo señor don Fernando Lázaro Carreter, director de la RAE, proponiéndole la creación del adjetivo finimilenar (el substantivo finimilenario también sería posible), análogo a finisecular, que sí existe. Esta propuesta la hacía para el enriquecimiento de nuestra lengua, y en previsión de que en los años que quedan de este milenio, pero muy especialmente en el siglo próximo, habría de ser muy útil para referirse a los hechos acontecidos en las postrimerías de este segundo milenio después de Cristo.

Pues bien, en una rápida y cortés comunicación, el profesor Lázaro me contestó, con fecha 29 del mismo, que pasaba la propuesta a la comisión correspondiente, por si hubiera algún antecedente, pero advirtiéndome que "nuestro diccionario sólo incorpora palabras bien acreditadas en el uso". Y he ahí la razón de mi desconcierto. Millardo carece, en mi opinión, de acreditación de uso, y creo que se le puede predecir mucho menos futuro que a finimilenar. Me gustaría, en resumen, saber si las normas de la RAE varían según quién sea el proponente y si para poder contribuir a la riqueza de nuestra lengua es preciso primero ser miembro de la propia RAE y/o presidente de algún país ibérico. Porque entonces la verdad es que a los demás millones de hispanohablantes nos lo ponen pero que muy difícil.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de enero de 1996