Cuatro prematuros, contagiados por un virus muy nocivo en Móstoles

Los padres de los ocho niños neonatos internados en el hospital de Móstoles denunciaron ayer la pasividad de la gerencia del centro por no aislar a un niño prematuro que se infectó con un virus que puede ser mortal y que ha contagiado a tres niños más. Además, según los médicos, es posible que el resto también esté contagiado. Los familiares de los afectados no entienden por qué el hospital no tomó medidas al identificar el virus como bronquiolitis, que se sabe que es contagioso, y ni si quiera aisló al niño. Este periódico intentó obtener ayer, sin éxito, una versión oficial de estos hechos. Julia Gutiérrez, madre de una niña afectada, afirmó ayer que el virus puede producir la muerte. "La niña", señaló, "comenzó como si tuviera un constipado, después se le inflamaron los pulmones, lo que le ha producido problemas respiratorios, y ya ha tenido varias paradas cardiacas, pero por el momento las va superando".

Además, los médicos les comentaron que el virus dejará secuelas graves a los niños durante sus cuatro o cinco primeros años de vida, por lo que cada vez que el niño se constipe tendrá que ser trasladado al servicio de urgencias. Los padres afirmaron que "en el Doce de Octubre falleció el domingo una niña por tener el virus". La niña había estado antes en el hospital de Móstoles.

La gerencia del hospital decidió ayer, aunque hace 12 días que se conoce la existencia del virus, aislar a los cuatro niños contagiados y trasladar a los otros cuatro a la UVI, aunque todavía no tienen los síntomas. El hospital ha abierto una investigación.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS