Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Pachá, Ática y similares

En mi barrio, como en cualquier barrio de Madrid, hay locales que no es que incumplan una norma, sino que incumplen diez, pero los políticos municipales les bendicen y siguen jorobando al personal.En mi barrio hay locales que no es que acumulen algunas denuncias, sino que acumulan cientos, como, por ejemplo, El Toldo Rojo y La Espuma. Pero los políticos de la Junta Municipal de Ciudad Lineal dicen que no pueden hacer nada. Es comprensible: con los pocos doscientos miles de pesetas que legalmente les asigna al mes el presupuesto, que es el dinero que damos los contribuyentes a la fuerza, no pueden dedicarse a otra cosa sino a subsistir y a jorobar al personal.

Descartados los políticos, quedan los jueces y fiscales, quienes nos podían montar una operación langostino para que esos locales pasaran a propiedad de los vecinos con el fin de destinarlos a obras pías, como, por ejemplo, un reformatorio para políticos, que estarían allí internos hasta que recitaran de memoria las ordenanzas, aunque no menos de 20 años, con el dinero que han recibido del presupuesto y que los contribuyentes no han autorizado, que yo sepa.

Por cierto, ¿es que los denunciantes de Pachá y similares son de algún fuste especial, como políticos, fuerzas vivas, poderes. fácticos, extraterrestres, dinosaurios?-

.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de noviembre de 1995