Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueve clubes de Primera bajarán a Segunda B si no amplían capital antes de junio

Nueve equipos de Primera y dos de Segunda, según la Ley de Sociedades Anónimas Deportivas, se encuentran en estado de disolución debido a su crítica situación económico .El patrimonio neto de estos clubes, según las auditorías que tiene la Liga de Fútbol Profesional, no alcanza la mitad de su capital social. La ley exige en estos casos la ampliación de capital o, por el contrario, el club pierde la categoría y se le desciende a, Segunda B. Los implicados son Espanyol, Deportivo, Sevilla, Mérida, Compostela, Salamanca, Rayo, Oviedo y Valladolid, Badajoz y Éibar.

, "El Espanyol debiera haber sido el primer equipo en bajar a Segunda B, bastante antes que el Sevilla y el Celta [estos dos últimos conjuntos recuperaron la categoría por acuerdo de los clubes]", indicaron dirigentes de la Liga. "El error partió", añadieron dichas fuentes, "desde el mismo momento que se autorizó al Espanyol a convertirse en sociedad anónima con un capital social de 550 millones, porque la deuda que arrastra el equipo no es de la pasada temporada ni de la anterior. Pero... ¿a ver quién se atreve a bajar al Espanyol? Presenta un documento del Ayuntamiento de Barcelona por el que se está a la espera de la recalificación de su campo de Sarriá y, en ese caso, su patrimonio neto pasa a ser positivo".La Liga Profesional, según la ley, realiza todas las temporadas auditorías a sus clubes. Su estudio permite establecer aquellos que han de ampliar capital, ya que, en caso contrario, se les echa de la Liga. Los clubes disponen de una temporada para realizar dicha ampliación que ha de aprobarse en junta de accionistas. La Liga ha pedido a estos clubes un plan de viabilidad con los debidos soportes documentales. Ninguno de ellos ha respondido al requerimiento. "El asunto es un tanto complicado", señalaron en la Liga, "porque hoy pueden incumplir la Ley, y mañana no. Basta con el traspaso de uno o varios jugadores para colocar el patrimonio neto por encima de lo exigido". Esa, es la solución insinuada por Angel Femández, consejero delegado del Valladolid.El Espanyol tiene resuelto el problema con la venta de su campo para la construcción de viviendas, operación que ha valorado en unos ingresos superiores a los 15.000 millones. El Mérida tiene señalada su junta de accionistas para el próximo 1 de diciembre. Su presidente, José Fouto, ya tiene la solución. Ha comprado por 78 millones unos 140.000 metros cuadrados de terreno rústico, que espera recalificar para así multiplicar su precio. El presidente del club extremeño anunció que, al margen de esa operación, va a plantear en esa junta una ampliación de capital por importe de unos 150 millones. Una fórmula parecida intenta el Compostela con una finca de 50.000 metros cuadrados a 3.000 pesetas cada uno, aunque el presidente de la entidad, José María Caneda, aseguró que los datos patrimoniales de su club no son los correctos.El Sevilla registró la pasada temporada un déficit aproximado de unos 700 millones de pesetas. Su patrimonio se ha reducido considerablemente por debajo de los 350 millones, la mitad del capital social. Ha propuesto una ampliación de capital de 500 millones de pesetas que, en breve, debe aprobar su consejo de administración y después la asamblea, que será convocada de forma extraordinaria. El Deportivo, en su asamblea del pasado mes, solicitó a su junta de accionistas una ampliación de capital hasta la mitad del mismo, hasta 260 millones. No se pudo aprobar por falta de consenso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de noviembre de 1995

Más información

  • Espanyol, Depor, Sevilla, Mérida, Compóstela, Salamanca y Rayo, entre los afectados