La Audiencia Nacional rechaza la petición de extradición a Austria del neonazi Gerd Honsik

La Audiencia Nacional desestimó ayer la petición de extradición planteada por Austria contra el neonazi Gerd Honsik, prófugo de la justicia austriaca desde mayo de 1992 y personaje clave en la actual escena neonazi europea. El fiscal encargado de la causa, Eduardo Fungairiño Bringas, justificó el fallo negativo a la extradición en que la apología del nacionalsocialismo, por el que Austria planteó su petición a la justicia española, no figura como delito en la legislación española.

"Es un caso de psiquiátrico, pero no penal, porque Honsik niega el holocausto de los judíos, cuya existencia consituye un hecho histórico absolutamente demostrado", argumentó el fiscal Fungairiño al rechazar la petición de extradición de Honsik.Las autoridades judiciales en Austria recibieron con frustración el fallo del tribunal español que rechazó la solicitud. de extradición. El portavoz del Ministerio de Justicia austríaco, Gerhard Litzka, anunció que iniciará una ofensiva en la Unión Europea (UE) para evitar que en el futuro sé repita que "personas condenadas por delitos de racismo encuentren refugio en otros países, especialmente en los de la Unión Europea". "Ha llegado la hora", añadió Litzka, "de encontrar una línea común para luchar contra la xenofobia y el odio a extranjeros en el marco de la Unión Europea".

Honsik, de 55 años, agradeció a las "autoridades españolas" el "poder vivir en libertad" en este país después de escuchar la decisión de la Audiencia Nacional. El tribunal argumentó su fallo asegurando que durante el tiempo que Honsik realizaba sus actividades de difusión de ideología nacionalsocialista esto "no constituía un delito en Espafia". La ley que penaliza la justificación del genocidio ha entrado en vigor el pasado mes de mayo en España y no puede aplicarse retroactivamente.

El extremista fue condenado por un tribunal en Viena, en mayo de 1992, a un año y medio de cárcel por "reactivación de la ideología nacional socialista" y por difundir la llamada "mentira de Auschwitz", que niega la existencia de las cámaras de gas durante el III Reich.

Protección de Cedade

Unas semanas antes de iniciar la condena, Honsik escapó a España y se instaló en Barcelona bajo la protección de la organización de extrema derecha Cedade. Desde diversas localidades de Cataluña, Honsik ha enviado con regularidad y profusamente a los países de habla alemana material de propaganda nazi y panfletos racistas.Un grupo de expertos en terrorismo de la extrema derecha del Ministerio del Interior austriaco ha asegurado que los autores de los atentados con cartas bomba que han aterrorizado el país desde 1993 son "probablemente personas cercanas al círculo de Honsik o que, al menos, se han inspirado en sus textos".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Un portavoz del Archivo de la Resistencia Austríaca, que pidió no ser identificado por razones de seguridad, manifestó que está "muy decepcionado" por la decisión del tribunal español. "Honsik continúa publicando material nacionalsocialista en España. y desde allí envía diversas publicaciones a varios países europeos", dijo el portavoz del archivo.

En la actualidad, el extremista publica la revista Halt en Barcelona, en la que "niega la existencia de las cámaras de gas, del holocausto judío y propaga ideas antisemitas y racistas", asegura el experto. Honsik reeditó recientemente en Barcelona su libro Absolución para Hitler, en el que cita a 37 testigos que aseguran que el exterminio judío y gitano es sólo una invención de los aliados. La edición llegó a Austria y a Alemania el mes pasado, lo que demuestra que Honsik sigue activo en la difusión de propaganda nacionalsocialista.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS