Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Principio de acuerdo para la incorporación del Grupo Correo a la Cadena Tele 5

La línea informativa quedará en manos de los nuevos accionistas

Tele 5 el Grupo Correo han alcanzado esta semana un principio de acuerdo para la incorporación de este último al accionariado de la cadena. En caso de que tal compromiso sea formalizado definitivamente, el grupo de prensa regional, que gestiona El Correo Español-El Pueblo Vasco y otros nueve diarios, tomará una participación del 25% de Tele 5, que correspondía originalmente a la ONCE y que se encuentra aparcada, en gran parte, en un banco de Luxemburgo.A efectos de esta operación, la cadena ha sido valorada por Tele 5 en 55.000 millones de pesetas. Otras fuentes del sector estiman que la valoración actual es realmente de 48.000 millones, lo cual no sería obstáculo para que, en un proceso de un año, y a través de una ampliación de capital y otras operaciones, llegara a alcanzar la cifra de 55.000 millones. Por lo tanto, el 25% del Grupo Correo -y de sus eventuales socios- se situaría entre los 12.000 y los 14.000 millones de pesetas.

La valoración actual de la cadena es inferior en 5.000 millones a la que se le dió en repetidas ocasiones por sus socios mayoritarios, los grupos dirigidos por el italiano Silvio Berlusconi y el alemán Leo Kirch. Las fuentes que han informado sobre esta operación destacan que, no obstante, la valoración actual supera en 4.000 millones de pesetas a la oferta realizada por el grupo mexicano Televisa en, el otoño del año pasado.

Las fuentes consultadas precisaron, además, que el Grupo Correo proyecta dar entrada a otros medios españoles pata compartir una parte de las acciones de Tele 5. Además de Prensa Española, editora de Abc -que ya tiene otras relaciones con el Grupo Correo- la invitación ha sido extendida al Grupo Moll, que gestiona varios diarios regionales. Pero esta última participación no está decidida.

En cualquier caso, la operación se realizará a través de una sociedad dedicada específicamente a gestionar el 25% de las acciones de la cadena, en la que el Grupo Correo conservará un porcentaje 15 mayoritario.

La operación negociada afecta también a Publiespaña, la compañía que hasta, ahora ha sido propiedad del Grupo Fininvest, de Silvio Berlusconi, al 100%. Esa empresa gestiona la publicidad de la cadena Tele 5. Un 25% de Publiespaña cambiará de titularidad, pasando a la empresa constituida al efecto por el Grupo Correo y sus eventuales socios españoles. El resto de la operación afecta a sociedad que posee la licencia de emisión, y Estudios Tele 5, que agrupa estudios, producción y servicios técnicos.

Escollos

La valoración de la cadena y el reparto de la gestión fueron los dos principales escollos a resolver en las sucesivas rondas de conversaciones. En la actualidad, existen tres grandes áreas, dos de las cuales seguirán bajo la gestión de los grupos Fininvest y Kirch la de producción propia, antena y técnica, así como la que reúne administración, personal y dirección comercial.La otra gran área -relaciones institucionales, la imagen y la comunicación de Tele 5-, junto con la gestión de los servicios informativos, corresponderán al Grupo Correo y a sus eventuales socios, en cuyas manos quedará, en definitiva, la línea informativa y editorial de Tele 5. Un área que italianos y alemanes siempre consideraron como la pata coja de su estructura.

Si algún imprevisto no tuerce el curso de los acontecimientos, con este acuerdo se dará por cerrado el ciclo de crisis en la propiedad de Tele 5, que comenzó hace un año cuando Berlusconi decidió deshacerse de su participación en España.

La cadena perdió en 1994 cerca de 4.000 millones de pesetas y tres puntos de audiencia, aspecto éste último que la llevó de 21,4% con que terminó 1993 al 18,4% de finales de 1994. Pero la idea de abandonar España por parte de Berlusconi se esfumó en los primeros meses de este año, después de que se acometieran las primeras medidas de saneamiento emprendidas por el hombre que envió a España, Maurizio Carlotti, que dirige Tele 5 desde diciembre de 1994.

En esos meses, el Grupo Fininvest, de Silvio Berlusconi, comenzó a valorar un aspecto nuevo: la importancia estratégica que podría llegar a alcanzar Tele 5 como puente hacia el mercado americano de los productos televisivos realizados en idioma español. Una vez descartada la propuesta de Televisa -y otra posterior, de la cadena francesa TF-1, Carlotti orientó sus esfuerzos a conseguir un socio español. Para ello ha mantenido numerosas conversaciones, entre otros con el consejero delegado del Grupo Correo, Alejandro. Echevarría.

A lo largo de los meses en que ha madurado este proyecto, el Grupo Fininvest ha realizado una operación, en paralelo, para incorporar socios nuevos y -dinero fresco- por medio de ampliaciones de capital. Ello ha dado nuevos impulsos a la compañía Mediaset, que gestiona las tres cadenas italianas de Berlusconi, en la que han entrado el alemán Leo Kirch con un 10%, el grupo surafricano Richemont con un 5,7% y el príncipe saudí Al Walid con un 4,1 %. Fininvest pretende crear una filial de Mediaset en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de noviembre de 1995