GENTE

LA SUBASTA DE LA DISCORDIA

Pocos divorcios terminan bien y el del príncipe Karim Agá Jan IV y la Begum Salimah no es una excepción. La subasta por Christie's, el próximo día 13 en Ginebra, de la fabulosa colección de joyas de la princesa, valorada en unos 2.500 millones de pesetas, es el motivo del desacuerdo del príncipe, que no ha dudado en recurrir a la justicia ginebrina para impedir que tal tesoro salga de la familia. Las joyas fueron en su mayoría regalos del príncipe, de otros miembros de la familia y de la comunidad religiosa ismaelí, rama shií, de la que el Agá Jan es el jefe religioso. Y, de acuerdo con los términos del divorcio, dichas joyas son propiedad de la princesa, que quiere utilizar el producto de la venta para adquirir el chalé donde reside en la zona más lujosa de Ginebra y crear una fundación caritativa. A pesar de la orden provisional del Tribunal de Primera Instancia del pasado 23 de octubre prohibiendo la subasta hasta que se adopte una decisión final, Christie's, que no ha recibido ningún comunicado de la justicia, mantiene para el día 13 la cita, a la que acudirán los más reputados coleccionistas del planeta.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de noviembre de 1995.