PELÍCULAS

La Complutense da su apoyo a los cortos

La Complutense apuesta por el corto, ese género maldito al que se suele prestar escasa atención y del que emergen con el tiempo los talentos del futuro. Hoy comienza en la Facultad de Ciencias de la Información la II Muestra de Cortometrajes, una cita que coorganizan el vicerrectorado y la Plataforma de Nuevos Realizadores. Durante tres días, las pantallas de la facultad recogerán los trabajos más significativos que realizados en 1994.El cortometraje está en alza, a pesar de no contar con mucho apoyo. Cines como los Renoir y Alphaville los programan con regularidad y los Lumière parecen dispuestos a embarcarse también en la difusión de este formato. "Los circuitos se van abriendo y cada vez hay más interés", cuenta César Martínez, presidente de la Plataforma de Nuevos Realizadores, que agrupa a todos los cortometrajistas. "Cada día nos llaman más, pidiéndonos nuevas películas", añade. La Plataforma organiza 15 muestras de cortos en toda España, incluida la de Madrid.

Ciencias de la Información será a partir de ahora el foro estable para la Muestra. El ambiente es propicio. Los alumnos son los primeros interesados en asistir. En mayo (primera edición), de las 800 butacas de la sala, unas 600 estaban ocupadas en cada sesión, cuenta César Martínez.

La gran mayoría de las películas que se exhiben fueron rodadas en Madrid y casi el 50% de los autores son madrileños. Achupé, de Nacho Machado; Alsasua 1936, de Helena Taberna; Café del Norte, de Santiago Lorenzo; Perro... ¿Qué miras? de José Barrio; Procedimiento Rutinario, de Fidel Cordero, y Pipas, de David Gordon, abren hoy la muestra.

Los protagonistas, actores, directores y productores, participarán cada día en una charla posterior a la proyección.

Muestra de Cortometrajes. Hoy, mañana y pasado mañana, en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense. Proyecciones a partir de las 11.00. Metro Ciudad Universitaria. Gratis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de octubre de 1995.