Competencia dice que los bancos que se fusionan pierden cuota de mercado

La política de fusiones entre grandes bancos practicada en los últimos años, que ha creado el Banco Bilbao Vizcaya (BBV), el Banco Central Hispano (BCH), el grupo Santander-Banesto y Argentaria, ha supuesto la pérdida de cuota de mercado sobre la que poseía cada uno de los bancos fusionados, según el último informe del Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC). Otra de sus conclusiones es que la política de fusiones "fue impulsada por el poder político".

El Tribunal informa que mientras la suma de cuotas de mercado de pasivo del Banco Central y el Banco Hispano sumaban el 14,8% en 1987 en 1993 el banco resultante de la fusión reducía esta cuota al 9,7%. Otro tanto se puede decir del banco de Bilbao y el banco de Vizcaya. Por separado totalizaban una cuota de mercado del 12,2% y el BBV capta solamente el 10,6%. El Tribunal no critica la concentración bancaria, porque origina "eficiencia en el servicio" y se requiere para competir con las empresas extranjeras que también tienen sistemas bancarios eficientes para apoyarse.

Según el TDC, la clave de esta evolución está en el comportamiento agresivo para ganar cuota de mercado que han desarrollado las cajas de ahorro, en especial de la Caixa y Cajamadrid. Las dos cajas mencionadas están ya entre las siete primeras entidades bancarias del país.

Las fusiones bancarias, en opinión del Tribunal, se originaron a impulsos del poder político. En el caso de BBV y BCH, el TDC explica que "se ha tratado de actuaciones persuasivas de la autoridad finariciera", en alusión al Banco de España.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción